23 abril 2006

Aeronave abandonada en Guayaquil se vende a Canadá

El fuselaje que alguna vez fue usado para transportar a la Reina Isabel, se negoció en $ 1.000 con la Embajada canadiense. Será pieza de exhibición.
El descolorido avión se encuentra en el hangar de la Fuerza Aérea Ecuatoriana. No es una nave cualquiera, aunque recientemente se la negoció en $ 1.000 y fue considerada como chatarra por la actual administración del aeropuerto Simón Bolívar de Guayaquil.
En Ecuador operó con la empresa de carga Aerolíneas Nacionales del Ecuador S.A. (Andes) y fue declarada en abandono el 02May2000. Sin embargo, en el exterior tiene mucho valor. Tanto que el Museo Real de la Fuerza Aérea Canadiense espera convertirlo en pieza de exhibición.
El director Ejecutivo de la Terminal Aeroportuaria de Guayaquil, S.A, Tagsa, Ezequiel Barrenechea, considera que el avión da mal aspecto al lugar y por ello hizo contactos con la Dirección de Aviación Civil (DAC) para sacarlo. Así conoció que Canadá solicitó la entrega de la nave para llevarla a uno de sus 2.100 museos.
Las ventanillas rotas y las puertas en mal estado, que desde afuera se observan en el avión modelo CL-44, al que no se puede ingresar por falta de escalera, no restan para Canadá valor histórico a la aeronave, según dejan entrever los registros de la DAC.
El 12Feb2004, la DAC del Litoral informó al organismo nacional que el gobierno canadiense tiene interés en obtener el avión CL-44 Yukon, al que consideran una reliquia por haber servido para transportar a altas autoridades de Canadá e inclusive a la Reina Isabel de Inglaterra. A cambio de la donación se ofrecía amplia difusión internacional y un reconocimiento para la DAC con una placa.
Además del Reino Unido, la Reina Isabel es también la monarca de otros 16 países pertenecientes a la Mancomunidad Británica de Naciones, entre ellos, Canadá. Así se explica el interés por la deteriorada nave.
La DAC evaluó el fuselaje el 20Abr2004. Basándose en un informe del inspector técnico con licencia MMI-G18, Gonzalo Armas Cisneros, se determinó el costo en $ 1.000, por hallarse “en estado de deterioro, sin ningún tipo de mantenimiento hace 20 años, habiendo sido sustraídos y destruidos varios instrumentos y equipos en la cabina”.
La donación o venta directa fue solicitada por Otch von Finckestein y George Brian Oak, ambos embajadores de Canadá, y por personeros del museo real, como su director ejecutivo Chris Colton.
Antes, en may2000, se había resuelto entregar el CL-44 en préstamo para el proyecto Parque Aeronáutico Infantil y Museo Estático planteado por el Ala de Combate 22; pero en Sep2003 se dio marcha atrás para gestionar el remate del fuselaje.
Pero los pedidos de Canadá parecen augurarle un destino solemne y la DAC resolvió la venta directa.
El 19Abr2005 se emitió la factura 001-0043772 por 1.000 dólares, pagados por Canadá, según el registrador aeronáutico, Iván Mantilla.
El comprador se comprometió en el contrato de venta, suscrito por el director de la DAC, general William Birkett Mórtola, y el embajador de Canadá, George Brian Oak, a realizar las gestiones administrativas, civiles, tributarias y aduaneras para la reexportación de la aeronave.
No obstante, ha pasado casi un año y cada avión que recorre la pista del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Guayaquil permite ver desde sus ventanillas el viejo aparato que voló alguna vez los cielos del Ecuador con la matrícula HC-AZH (CN. 13), que fue cancelada del registro aeronáutico el 04Feb2000.
El director ejecutivo del RCAF Memorial Museum (Museo Real de la Fuerza Aérea Canadiense), Chris Colton, afirma que no se ha definido una fecha para el traslado. Al momento espera información sobre el costo que les representará desarmar el avión y posteriormente llevárselo. Expresa sus esperanzas de tener el fuselaje en Trenton Canadá a más tardar en el 2007.