16 abril 2006

Un aterrizaje en ruta salva a nueve turistas

Nueve pasajeros y dos tripulantes salvaron su vida gracias a un aterrizaje forzoso de un Cessna Caravan CP-2413, de la empresa Amaszonas, realizado sobre la carretera a Tiwanaku a las 16.41 horas de ayer, apenas un minuto después de haber despegado de la ciudad de El Alto. La nave descendió de emergencia sobre la ruta y recorrió unos 300 metros hasta que, luego de cruzarse en el camino con un vehículo, acabó en la cuneta.
La avioneta viajaba a Rurrenabaque, Beni, con nueve pasajeros extranjeros, entre ingleses e israelíes, hasta que aterrizó a unos 20 kilómetros de El Alto, camino a Desaguadero. Todos fueron trasladados a la Clínica del Sur, de La Paz, donde se informó que ninguno estaba herido; dos presentaban un estado de shock, aunque sólo uno quedó internado "en observación".
La pericia del piloto Richard Bridoux Letelier y de su copiloto Jaime Ríos Quintela evitó una tragedia. El titular de la Dirección General de Aeronáutica
Civil (DGAC), Javier García, informó a La Razón que "aparentemente un problema técnico, en el motor, después del despegue" sería la causa del incidente. "El piloto declaró emergencia por falla de turbina", dijo la autoridad.
La causa del desperfecto la definirá un investigador que llegará hoy a La Paz. García explicó que las tripulaciones están entrenadas para este tipo de emergencias, además de que, antes de cada vuelo, efectúan un chequeo de los procedimientos para actuar en caso de situaciones similares.
El capitán Adalid Valenzuela, de la Patrulla Caminera, auxilió a las personas que, según el testigo del incidente, Peter Mc Farren, entraron en shock y salieron de la avioneta dando gracias a Dios por este final feliz.
Mc Farren, quien volvía de Guaqui hacia La Paz, estuvo a punto de presenciar el aterrizaje en plena carretera. En una comunicación telefónica con este periódico, indicó que observó cómo la nave se había encunetado después del reventón de la llanta derecha. "Todos salieron absolutamente ilesos, sin un rasguño. Uno de ellos estaba llorando, estaban obviamente en shock", relató, para luego acotar que el piloto dijo que "el motor se paró".
Tuvieron que aterrizar planeando, continuó el relato este ocasional testigo de los hechos posteriores al descenso, y en el camino se cruzó con un vehículo que iba en sentido contrario. Afortunadamente, no se produjo una colisión. El paciente internado, de sexo masculino, es el mayor de los pasajeros, tiene aproximadamente 55 años y su identidad no fue revelada.
El director de Amaszonas, Sergio León, afirmó que "estamos siguiendo los procedimientos de evaluación técnica, vamos a realizar una investigación exhaustiva para conocer la causa de este incidente y reportaremos el resultado de nuestras investigaciones a las autoridades dentro del plazo establecido".


Detalle de la aeronave
* CP-2413 Cessna 208B Grand Caravan cn. 208B-0838.