16 mayo 2006

El avión sanitario tucumano llegará en 10 días a la Argentina

Una operación que supera los U$S 6 millones. La nave tiene capacidad para trasladar siete u ocho pasajeros.


La compra del avión forma parte de un plan de equipamiento aeronáutico. En el último año, el Gobierno ordenó más de 20 traslados de urgencia hacia Capital Federal, y debió pagar entre $ 10.000 y $ 15.000 por cada uno a empresas privadas. Corrientes, Santa Cruz, San Juan y Buenos Aires tienen aeronaves de este tipo.
Dos pilotos contratados por el Gobierno provincial viajaron a la ciudad norteamericana de Wichita, en Kansas, para traer un avión Cessna modelo 550 (Citation Bravo) que realizará vuelos sanitarios y ejecutivos.
La fábrica estadounidense Cessna Aircraft Company fijó como fecha de entrega de la aeronave el 22 de mayo. Ese día, los pilotos Luis Gustavo Pivida y Gabriel Losada comenzarán en Estado Unidos una larga travesía que tendrá escala en Barranquilla, Colombia; luego en Río Blanco, Brasil y después en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. El viaje finalizará en el aeropuerto de San Fernando, en Buenos Aires. “Si las condiciones climáticas lo permiten, el avión llegará al país el 23 de mayo a la mañana”, explicó el director de Aeronáutica, Gustavo Adolfo Turco, y precisó que en el aeropuerto de San Fernando será dotado con tecnología de punta en equipamiento sanitario de alta complejidad. Además, se efectuarán los trámites de matrícula y de nacionalización, por lo que el avión tardaría unos 15 o 20 días más en estar en condiciones de llegar a Tucumán.
La firma Aviaser SA, con domicilio en la Capital Federal, será la encargada de la prestación del acondicionamiento y del mantenimiento de la aeronave, pues es la única representante oficial del fabricante. Turco, un especialista en aeronavegación, destacó que la máquina posee excelentes cualidades. “Creo que es una aeronave que durante 20 años, como mínimo, podremos usarla en su máxima expresión y no tendrá problemas”, resaltó.
El avión, que tiene capacidad para trasladar siete u ocho pasajeros, tuvo un costo superior a los U$S 6 millones. En febrero de este año, el gobernador, José Alperovich, ordenó la compra de la aeronave a través del decreto 205/1. Ese documento había sido firmado también por dos ex funcionarios (Antonio Jalil, entonces Secretario General de la Gobernación y Pablo Baillo, ex ministro de Seguridad Ciudadana). El subsecretario General de la Gobernación, Ramiro González Navarro, anunció que el Poder Ejecutivo contratará, además, un mecánico, que tomará clases en Estados Unidos. “Los pilotos no son tucumanos; vienen de Capital Federal, porque buscamos gente que tenga experiencia en la materia”, afirmó. Por estos días, los pilotos participan de un curso de instrucción obligatorio en la sede de la compañía norteamericana, que comenzó a fabricar aviones en agosto de 1927.