07 junio 2006

Una aeronave de la Armada realizó una evacuación

Una aeronave de la Armada Argentina prestó colaboración este lunes para la evacuación sanitaria de un paciente que debía ser derivado desde Ushuaia a la capital santacruceña de Río Gallegos. Se trata de un Beech B-200 que cumple desde el 25 de mayo pasado la misión de “avión de estación” bajo control operativo del Comando del Área Naval Austral que respondió de este modo a un pedido del gobierno provincial. Se trata de una derivación que debió hacerse de esa manera, debido a la falta del avión sanitario de la Provincia, que está realizando su mantenimiento en Estados Unidos.

Dada la situación de emergencia por la que atravesaba el paciente, la disponibilidad del avión y sus características propiciaron el traslado del mismo a la ciudad capital de Santa Cruz. La aeronave –un Beechcraft Super King Air modelo 200- forma parte de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima, dependiente de la Fuerza Aeronaval Nº 3 con asiento en Trelew. Preparado para efectuar tareas de sostén logístico móvil, es decir traslado de personas, evacuación sanitaria o de carga liviana operará hasta fines de junio en la isla de Tierra del Fuego desde la Base Aeronaval Río Grande.
El B-200 es tripulado normalmente por tres personas –piloto, copiloto y mecánico- pero en esta oportunidad además para sacar provecho de las dificultades y accidentes que presenta la orografía de la provincia se suman otros tres integrantes, quienes realizarán un adiestramiento mientras dure la estadía en la provincia.“La aeronavegación en la isla es un adiestramiento muy particular dado que habitualmente tiene otro tipo de orografía. Aquí el 80 por ciento de los vuelos se realizan sobre el mar y además hay montañas, mucho viento, lo cual ofrece una meteorología diferente a la de otros sitios”, explicó el teniente de navío Marcelo Jorge Bianchi, comandante de la aeronave.
Hasta su regreso a la Base Aeronaval Almirante Zar, en Trelew, el comando del B-200 tiene previsto –además de atender algunas eventualidades- la ejecución de adiestramiento con el piloto, copiloto y mecánico en el área. Entre ellas se menciona la realización de vuelos de reconocimiento de accidentes geográficos de la isla fueguina, de los puestos navales, de pistas de aterrizajes y de poblados tales como Tolhuin, además del traslado de autoridades navales entre Río Gallegos y las ciudades de Tierra del Fuego.