05 julio 2006

Despegue complicado del avion provincial de Santiago del Estero.

Se despistó cuando despegaba en Monte Quemado
Rached: "No creo que el avión pueda seguir funcionando"

La aeronave que trasladaba al vicegobernador Emilio Rached sufrió en la tarde del 04Jul, un accidente al momento de despegar en una pista de Monte Quemado, afortunadamente sin víctimas ni heridos. Al parecer el avión tuvo un desperfecto en su tren de aterrizaje lo que hizo que se despistara ocasionando solo daños materiales. Viajaban junto a Rached el ministro de Gobierno Emilio Neder, el secretario de Obras Públicas Argentino Cambrini y la custodia del Vicegobernador. En conferencia de prensa, el propio Rached explicó el accidente y dijo que esperarán el trabajo de los peritos para determinar las causas del hecho.El avión, según informó a Radio Panorama el Oficial Principal Ramón Ahumada de la Policía de Monte Quemado, “cuando estaba por despegar pasadas las 16 tuvo un accidente y se despistó hacia uno de los costados con desperfectos en una de sus ruedas”. Ninguno de sus ocupantes sufrió heridas.
El uniformado explicó que ahora resta “determinar si el avión estaba en condiciones o no de despegar. Para ello se espera la llegada de la Junta de Accidentes, con asiento en Córdoba”.
La tripulación de la aeronave estaba compuesta por “el piloto, de apellido Cortés y el copiloto Urtubey” explicó Ahumada. Luego del accidente, Rached y la comitiva de funcionarios se trasladaron hacia la Capital por vía terrestre.
El propio vicegobernador dio una conferencia de prensa esta noche y explicó que no se descarta ninguna hipótesis. Aparentemente, la pista de aterrizaje era pequeña y angosta, motivos que complicaron el despegue del avión. No se descarta también la posibilidad de que un neumático haya reventado, todo es materia de investigación. “Son todas hipótesis, mientras no estén los peritajes todas las hipótesis son válidas”, sentenció Rached.
“Notamos que el avión, cuando tomaba velocidad para despegar, comenzó a perder estabilidad y comenzó a rozar las ramas de los árboles, hasta que nos internamos en una zona montuosa y dio un giro. Fue un accidente importante.