14 septiembre 2006

Proyectan que una línea aérea conecte localidades rionegrinas

La vuelta de CATA

Las máximas autoridades de la provincia se reunieron con directivos de la empresa CATA, que opera vuelos Fokker F-27 y Boeing 737.
La idea es que la empresa tenga una base operativa y técnica en Bariloche, pero que el centro de distribución sea General Roca.
El Gobernador de la Provincia, Miguel Saiz, se reunió recientemente con el titular de la empresa área CATA, Daniel Barbosa, para continuar con el análisis de la iniciativa que posibilite que esa firma incorpore en rutas a ciudades rionegrinas, en el marco de un proyecto de interconexión aérea del territorio.
En el encuentro, del que participó el ministro de Turismo, Omar Contreras, se dialogó acerca de las posibilidades de instalación de dicha empresa de su base de operaciones técnica operativa en Bariloche y el centro de distribución de vuelos en General Roca, iniciativas que forma parte de un proyecto a nivel patagónico. Esta iniciativa, que fuera adelantada por el Gobernador días pasados en oportunidad del aniversario de General Roca, tendrá un fuerte impacto en las comunicaciones de las diversas regiones de Río Negro además de un gran logro para el desarrollo turístico provincial. “No solo se podrá unir dos puntos estratégicos como son la costa y Bariloche sino que el plan es más abarcativo ya que se diagrama un enlace entre puntos estratégicos de la costa. El valle y la zona sur, con la posibilidad de rutas extraprovinciales”, destacó el ministro Contreras en este sentido.“Con la integración aérea provincial –acotó el Ministro- se podrá dar respuesta al interés cada vez más importante del turismo de cabotaje, pero por sobre todo de los viajeros internacionales que por falta de vuelos se ven a veces imposibilitados de recorrer otros sitios de Río Negro y la Patagonia”.La Empresa CATA desde 1986 presta servicios de transporte aéreo de pasajeros y de carga a distintos puntos turísticos de nuestro territorio y cuenta en la actualidad con un parque de cinco aviones Fokker F-27 y tres Boeing 737. La idea de utilizar a General Roca como aeropuerto distribuidor de vuelos está dada por, entre otras ventajas, por el hecho de ser una estación aérea equidistante y contar con el espacio y lugar para desarrollar el proyecto.