03 septiembre 2006

TAA & LAB vidas separadas

El LAB rompe con TAA y busca nuevos socios
El domicilio legal de la firma resultó estar en un restaurante francés en Londres.



El Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) rompió el trato pactado hace tres semanas con la británica Trans Atlantic Aviation Limited (TAA), por incumplimiento, y busca inversionistas para reflotar la empresa, informaron ayer portavoces de la aerolínea. El secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores del LAB, Óscar Salazar, informó a EFE que la organización laboral “ha decidido pedir a TAA que devuelva las acciones porque el trato no ha sido honrado”. La ruptura con TAA es consecuencia de la inobservancia de la firma británica al compromiso financiero de dar 1 millón de dólares y dos aeronaves 767 inmediatamente después de recibir el endoso del paquete de 50,4% de las acciones de la compañía, dijo. Otro dirigente informó a la prensa que la dirección dada como domicilio legal por TAA corresponde a un restaurante francés en Londres, lo que ha despertado la suspicacia de los empleados del Lloyd Aéreo. El sindicato está en control de la aerolínea desde que el presidente del directorio, Ernesto Asbún, escapó del país en junio pasado en medio de una aguda crisis que ha llevado a la firma a suspender gran parte de sus rutas nacionales e internacionales. Salazar admitió que el sindicato “cometió un error” al entregar las acciones a una compañía que no ha demostrado la calidad que expusieron sus representantes, porque “sólo tiene un capital de $us 50.000”, con registro en Tórtola (Islas Vírgenes Británicas). El dirigente afirmó que la situación ha mejorado y que los empleados han recuperado la confianza tras recibir su primer salario en ocho meses. Por su parte, el gerente general del LAB, Franklin Taendler, declaró que el plan de contingencia puesto en marcha en julio comienza a dar resultados. Dijo que se han consolidado los dos vuelos a España, que retomó en agosto, y que un tercero se añadirá la próxima semana, porque los clientes “están volviendo a depositar su confianza”. Hasta finales de septiembre “tendremos siete aviones más, y en octubre otros dos, con los cuales se reforzará las rutas a Madrid, a Estados Unidos y México”, señaló.

LA EMPRESA: Avión • El B-737 “Paitití”, de propiedad del LAB, regresará a la empresa el 15Sep, tras un período de acondicionamiento. Negociaciones • La Gerencia General tomó contacto con tres inversionistas extranjeros, de quienes sin embargo aún no quiso revelar sus nombres.