05 abril 2007

A Pluna le sobran ganas y le faltan aviones

El futuro gerente de la empresa aérea dijo que los nuevas naves llegarán para mediados de 2008. En gobierno reconoció la dificultad, pero hay optimismo de llegar con los tiempos
El gran despegue de Pluna, que fue reprivatizada, podría complicarse bastante. A la amenaza sindical del personal de cabina, que anunciaba días atrás un accionar judicial por algunas diferencias con la empresa, ahora la aérea podría ver afectado su nuevo plan de negocios -proyecta expandirse con nuevas rutas- ante una demora en la entrega de la nueva flota de aviones.
El 21Mar2007, el futuro gerente general de Pluna y líder de Leadgate (socio mayoritario de la empresa), Matías Campiani, señaló que los naves pedidas a Embraer, de Brasil, y Bombardier, de Canadá, estaban demoradas y que no llegarían hasta mediados del año que viene.
"Ellos ya tienen varias órdenes, pero los pedidos saldrían a mediados, fin del 2008 y es un tiempo muy largo para nosotros para sobrevivir con la actual flota. Estamos evaluando sus ofertas, va a depender de cuánto interés tengan de tenernos a nosotros como clientes," dijo en esa ocasión Campiani.
Consultado al respecto, el presidente de Pluna Ente, Carlos Bouzas, aseguró que la empresa no tiene dificultades en la puesta de su nuevo plan con el retraso de . "Nosotros estamos trabajando para que lleguen aviones en 2007".
Por el contrario, el vicepresidente de Pluna, Carlos Galcerán, reconoció que hay "ciertas complicaciones" con la ampliación de la flota debido a que el mercado está muy dinámico y las fábricas no tienen plazo de entrega inmediata.
Actualmente, Pluna opera con cinco aviones, que solo vuelan cinco horas diarias por cuestiones de mantenimiento. En los planes del consorcio alemán está quintuplicar la operación de la aérea, sobre todo en la región, para lo que tiene planeado invertir US$ 152 millones en la compra de 20 aviones.
Entre las alternativas que maneja la empresa, la principal es la de arrendar aeronaves hasta que se entreguen las definitivas. Consultado al respecto, Bouzas dijo que esta opción ya estaba dentro de los planes de la empresa. Un caso particular es el del Boing 767, que se ocupa de la ruta Montevideo-Madrid, que deberá a ir a mantenimiento por 50 días y que para mantener el servicio se arrendará otro 767.
En tanto, el principal signo de que hay dificultades en la empresa es que Leadgate pidió una prórroga al gobierno en la firma del traspaso del 75% del paquete accionario, que estaba previsto para el próximo 12Abr2007.