20 mayo 2007

Problema en Perú con sus helicópteros rusos

La FAP y el Ejército tienen en la actualidad solo 10 helicópteros Mi-17. Otros 13 se encuentran en manos de la compañía rusa Sparc, propiedad de Yury Borisov.
El Ejército y la Fuerza Aérea se han quedado virtualmente sin la mitad de su flota de helicópteros de fabricación rusa Mi-17, debido a una controversia entre los gobiernos del Perú y de la Federación Rusa.
Ambas partes suscribieron el 21Jun2005 un contrato para la reparación completa de 13 helicópteros Mi-17, trabajo que la empresa exportadora estatal rusa de armamento, Rosoboronexport, encomendó a la compañía Sparc, con sede en San Petersburgo. El monto del acuerdo comercial ascendía a US$ 18.2 millones.
En May2006, cuando los técnicos rusos inspeccionaron las máquinas, encontraron numerosas piezas faltantes y otras que debían ser reemplazadas por su avanzado estado de deterioro.
Es entonces que la empresa rusa informó al Ministerio de Defensa que luego de la evaluación de los helicópteros (7 del Ejército y 6 de la FAP) se necesitaba un monto adicional de US$ 6.4 millones para cubrir el costo que demandan las reparaciones adicionales.
Según los rusos, el contrato contempla en una de sus cláusulas que, en caso surgieran trabajos complementarios, la parte peruana tenía que cubrir el costo.
Pero el Ministerio de Defensa no comparte la misma opinión y considera que es un exceso lo que reclaman los rusos, ya que elevaría el costo de la reparación de los 13 helicópteros a US$ 24.6 millones.
En una carta al ministro Allan Wagner, la compañía estatal rusa Rosoboronexport justificó el pago adicional argumentado que "durante los trabajos de desmon-taje y de inspección general se encontraron componentes y agre-gados no reparables".
Los helicópteros peruanos fueron entregados a los rusos de Sparc en un estado ruinoso, según el documento oficial.
Entre el 12 y 21Feb2007, una misión rusa compuesta por representantes de Rosoboronexport y Sparc se reunió con funcionarios del Ministerio de Defensa para llegar a un acuerdo. Los rusos ofrecieron rebajar a US$ 4 millones el costo de las reparaciones adicionales.
La respuesta peruana fue que sólo pagaría US$ 1 millón, lo que causó "perplejidad de nuestra parte, porque el pago total por los equipos faltantes y no reparables (de los helicópteros), supera considerablemente la suma mencionada", indicaron los rusos al ministro Allan Wagner.
Rosoboronexport señaló que US$ 1 millón sólo alcanzaría para la refacción de dos unidades de Mi-17. Debido al desencuentro, los rusos anunciaron la "paralización de la reparación" de las aeronaves.
El 05May2007, el Ministerio de Defensa autorizó el viaje de una misión de técnicos para verificar en los talleres de Sparc las condiciones de los helicópteros, y confirmar si, efectivamente, la compañía ha reemplazado los componentes de las máquinas. Pero a último momento la misión se canceló.
Sin los 13 helicópteros, la capacidad operativa de la FAP y del Ejército ha quedado seriamente mermada. Estaba previsto que este mes recibirían las aeronaves, ahora la fecha es incierta.
El reclamo de los rusos
El 22Dic2005, el gobierno peruano abonó un adelanto de US$ 2.7 millones (15%) y el 07Feb2006 US$ 2.7 millones (15%). Se acordó que el 70% se pagaría con dos cartas de crédito. La primera carta de crédito se extendió por US$ 7.3 millones y queda pendiente una segunda por US$ 5.4 millones, que los rusos reclaman hoy.
Al momento, el Ejército cuenta con sólo 6 helicópteros operativos y la FAP con 4.