05 noviembre 2007

Se terciariza la Campaña Antártica 2007/2008

En la segunda quincena de enero zarpará de Ushuaia hacia la Antártida el rompehielos ruso Vasily Golovnyn, que alquiló el Ministerio de Defensa con el objeto de llevar adelante la campaña antártica de verano 2007-2008. La operación de arriendo se cerró, tras una serie de idas y vueltas entre las autoridades de Defensa, la Cancillería y el Estado Mayor Conjunto que no se ponían de acuerdo sobre quién debía abonar la factura. También se rentó un avión de una firma rusa: Antartic Logistics Centre International Ltd. (ALCI) que opera desde Sudáfrica y atenderá los relevos de personal militar y científicos de la base general Belgrano II, la más polar del esquema argentino, a un costo de 444.610 dólares por 57 horas de vuelo. La fecha tentativa del primer vuelo es el 17Dic. Llevará 10 hombres para relevar a los 18 que actualmente cubren las tareas científicas.
Se llegó a la tercerización del apoyo a las bases del continente helado luego de la destrucción del rompehielos Almirante Irízar, que fue afectado por el fuego el 10Abr pasado en alta mar a 180 kilómetros de la ciudad chubutense de Puerto Madryn. La pérdida del rompehielos Irízar dejó al país sin capacidad logística antártica. «El gobierno privilegió la independencia de criterio, valerse de sus propios recursos, en vez de recurrir a la colaboración de otros países miembro del Tratado del Antártico que habían ofrecido sus servicios», manifestó Mariano Memolli, director nacional del Antártico (DNA). Este organismo de la Cancillería es el actor principal en el escenario político antártico. Responsable de la producción de conocimiento científico y auditor de las actividades en el continente blanco.
El jefe del Estado Mayor Conjunto, brigadier general Jorge Chevalier, responsable operativo del armado logístico antártico, espera con ansiedad la partida para el arriendo de la nave rusa: le cuesta al país 2.865.600 dólares por 100 días de operación. Jorge Chevalier manifestó que lidiar con una empresa privada no es lo mismo que dar órdenes a subalternos. El buque viene con un helicóptero pesado KA 32 Kamov con capacidad de llevar una carga colgante de 5.000 kilos. Esta aeronave se necesita para trasladar el combustible desde la cubierta del rompehielos hasta la base Vicecomodoro Marambio. Más de un millón de litros de gasoil consume esa base en calefacción y producción de energía eléctrica. La maniobra de transferencia demandaría 100 horas de vuelo del Kamov por las que se pagarán 475 mil dólares. Los pilotos criollos rezan y prenden velas de antemano, saben que en la Antártida no se juega con el azar. Si falla el único helicóptero de los rusos, Marambio entrará en emergencia.
La devoción del Ministerio de Defensa por pagar alquileres favoreció también a los chilenos. Por primera vez, los trasandinos facturaron 6.800 dólares un vuelo (hay cuatro más programados) de un avión Twin Otter 300 de la Fuerza Aérea chilena. La aeronave evacuó personal argentino y científicos alemanes de la base Jubnay y los trasladó a Marambio. El único Twin Otter de la Fuerza Aérea Argentina destinado a movimientos de personal entre bases se averió y ahora ese servicio también tiene que tercerizarse. El Ejército Argentino cuenta con un Twin Otter 300 idéntico al que utilizaron los miembros de la FACH; ese aparato matrícula AE-263 pertenece al plantel de medios aéreos que dispone el Estado Mayor Conjunto. La aeronave está bajo las órdenes del comandante de la Aviación de Ejército, coronel Gustavo Serain. Su última misión fue un vuelo de protocolo entre Buenos Aires y Bolívar el pasado 22Oct. Trasladó al ministro de Planificación Federal, al acto de inauguración del Complejo José Domeño del Club Ciudad de Bolívar, organizado por el animador televisivo Marcelo Tinelli.