19 mayo 2008

El fantasma de "LAFSA" asola en Bolivia

Mientras en Argentina, se debate el tema de las retenciones agropecuarias, y el verso de la supuesta redistribución de la riqueza. El estado argentino se da el lujo de mantener una empresa fantasma como Líneas Aéreas Federales - LAFSA, creada por Eduardo Duhalde, y mantenida por la inoperante administración K y su descendencia. No conforme con el éxito alcanzado con LAFSA, pareciera que Argentina marca el destino del fracaso aerocomercial en la región. Otros países, como Bolivia, copiaron la idea de crear una aerolínea oficial que nunca vuela. Este nuevo caso tiene nombre: Boliviana de Aviación (BOA). Al menos para los ciudadanos bolivianos, le queda el consuelo que la empresa posee una aeronave.
Recientemente se comunicó que la empresa estatal boliviana demorará el inicio de sus operaciones, y hasta se dan el lujo de no hacer pronósticos, diciendo: "tal vez los servicios comiencen en en dos o tres meses", según una información brindada por el ministro de Obras Públicas, Oscar Coca.
Los vuelos debían inaugurarse en junio, pero previamente ya habían sido postergados. La aerolínea estatal cuenta con un capital de arranque de 15 millones de dólares, que serán financiados por el Tesoro General de la Nación, de acuerdo con el mandato del gobierno. El artículo 4 del decreto 29318 establece que "el patrimonio de BOA está constituido por los recursos y bienes que el Estado disponga, así como por los recursos remanentes a la conformación de la empresa y activos asignados a la Unidad Ejecutora constituida para la conformación de la empresa". Con la experiencia de LAFSA me animo a decirles "Suerte bolivianos, mejor suerte que la nuestra..."

Carlos A. Abella.