13 julio 2008

La FAP se desprende de su 707.

El avión presidencial paraguayo reparado y equipado a un multimillonario costo por Juan Carlos Wasmosy durante su mandato como presidente de la República (1993/1998), será entregado como parte de una donación a las Fuerzas Armadas Brasileñas. Para el efecto el Poder Ejecutivo solicitó la correspondiente aprobación del Senado. En la preparación de la aeronave Boeing 707, que perteneció a la estatal y luego privatizada Líneas Aéreas Paraguayas (LAP), se había gastado más de 5 millones de dólares, en una cuestionada decisión de Wasmosy por hacerse de un avión presidencial.
El ministro de Defensa, Nelson Alcides Mora, señaló que el pedido fue presentado al Congreso para que pueda concretarse un acuerdo de cooperación recíproca entre la Fuerza Aérea de Paraguay y Brasil. “Hay una diferencia muy importante a favor de Paraguay, porque se trata de equipos ya fuera de servicio, dados de baja y en este mismo plan de nuestras buenas relaciones, nosotros podremos renovar nuestros equipos”, aseguró.
Aunque el secretario de Estado se excusó de detallar cuál será el total de la entrega paraguaya y cuál la brasileña, otras fuentes revelaron que el avión forma parte de un lote mayor en el cual se incluyen 5 aviones de combate Xavante, de procedencia brasileña y cuyo estado también es de desuso. A cambio, la Fuerza Aérea Paraguaya recibirá aviones Tucano, además de asistencia técnica, repuestos y reparación para otras naves y en especial la puesta a punto de 2 helicópteros que han estado parados desde hace 12 años, y cuyos trabajos de recuperación habrían llegado a más de 6 millones de dólares.
El “avión presidencial” ya prácticamente no puede echar a andar, debido al estado de sus averías. De hecho, el desuso ya es de más de 3 años, cuando al trasladar a la selección nacional de fútbol a Lima, Perú, para un partido eliminatorio para el Mundial de Fútbol Alemania 2006, el viaje casi terminó en tragedia, con la rotura de uno de los vidrios del parabrisas y una falla en las turbinas. Al riesgo, se suma la poca practicidad de uso, debido a su alto costo operativo, de unos 10.000.000 de guaraníes por cada hora de vuelo.
Para la aeronáutica brasileña, la máquina puede servir de mucho, debido a su industria de fabricación de aviones, que disminuye los costos de la eventual reparación, o bien puede reciclar las partes, utilizándolas como repuestos. Aunque en principio trascendió la versión de que se trataría de una venta, cuando se trata un bien estatal, tal procedimiento no es viable fuera de la figura de un remate o una licitación.
El Boeing 707 que fue transformado en “avión presidencial”, fue adquirido en 1978, por LAP, y cuando la empresa fue privatizada, en 1994, transfirió la máquina al Estado para cancelar una deuda.
Tras sus costosa transformación, que superó los 5 millones de dólares, el entonces presidente Juan Carlos Wasmosy, en junio de 1998, realizó el primer viaje intercontinental. Junto con 80 allegados suyos, fue hasta París, Francia, para ver el partido mundialista Francia vs. Paraguay. A fines de Mar2005, realizó el último y más incidentado de sus vuelos, cuando a la ida a Perú, uno de sus parabrisas se rompió, y poco antes de volver, fallas en una de sus turbinas obligaron a retrasar el regreso.
Datos de la aeronave.
* cn. 18957/472 Boeing 707-321B FF. 07Feb66 - N415PA Pan American World Aw. 15Feb66 "Clipper Monsoon", ATASCO Leasing Inc. 09Nov78, ZP-CCF Líneas Aéreas Paraguayas Nov78, Aeroposta Ago93 wl, Líneas Aéreas Paraguayas Sep93 ret, FAP-01 Fuerza Aérea Paraguaya Jun94 Grupo de Transporte Aéreo.




Fuente: La Nación - Paraguay.