24 enero 2009

Aunque el mono se vista de seda, mono se queda

Tras complacer a la corte del gobierno, en este caso los histéricos gremios aeronáuticos, y luego de devolver los Airbus A320, en el marco de expropiación de la empresa, se informó que Aerolíneas Argentinas incorporará doce aviones Boeing 737-700 para ser empleados en las rutas regionales
El estado argentino, firmó un contrato con la firma General Electric Commercial Aviation Services para la provisión de los aparatos.
Dos de los aviones fueron adquiridos nuevos por un valor de 38 millones de dólares cada uno, mientras que las diez aeronaves restantes proceden del mercado del usado, con una antigüedad de entre 2 y 9 años cada una, bajo régimen de leasing.
Los aparatos serán destinados para cubrir rutas a Lima, Bogotá, Caracas, México, Panamá, distintos destinos de Brasil y algunos puntos del interior de Argentina.
Más allá de este esfuerzo, estos aviones formarán parte de los atrasos, huelgas y demás imprevistos a los que Aerolíneas, "Nuestra compañía a la fuerza", nos suele deleitar...