09 junio 2009

Otra de SU Compañía...

Los pasajeros de Aerolíneas Argentinas ya están acostumbrados a que sus vuelos sean reprogramados. Se podría llegar a anunciar que las aeronaves recientemente incorporadas, ya tienen fecha de demora prevista, más que de inicio de operaciones.
Según una información de Ámbito Financiero, publicada por Sergio Dattilo, Aerolíneas Argentinas firmó un convenio de patrocinio con la AFA por el cual se convierte en “transportador oficial de la Selección argentina”. Por tal fin, la empresa abonará u$s 300.000 anuales, más viajes gratis para los seleccionados de AFA durante los próximos cinco años. En este convenio, también está incluida la transmisión de los partidos del Mundial que acordaron CFK y el titular de la AFA, Julio Grondona, el día 08Jun2009. El primer vuelo posterior al acuerdo, será el viaje a Quito, en el que se usará uno de los Airbus A340 que opera Aerolíneas. La aeronave estará 48 horas al servicio exclusivo del seleccionado, mientras que los contribuyentes y pasajeros circunstanciales harán huevo en los aeropuertos, ya que la máquina no estará disponible. Es que seguramente son culpables, por haber comprado un boleto de Aerolíneas Argentinas.
Durante la misma semana, se utilizará el Airbus A340, con la finalidad de transportar a la primera dama, que hace las veces de presidente, y al zoológico de gremialistas que concurrirá a las reuniones de la OIT (Organización Mundial del Trabajo) en Ginebra, Suiza. Todos ellos, conducidos por el piloto Pérez Tamayo, cual perrito faldero del Poder Ejecutivo. El viaje culmina el 15Jun2009, por lo cual se deduce que el avión queda desafectado del servicio aéreo regular de pasajeros una semana completa. ¿Será posible que el viaje se pague con un cheque de Ricardo Jaime? ¡Cuidado que Julio De Vido factura el 15%!
La información surgida en Ámbito, señala que la hora de vuelo neta de un Airbus A-340 cuesta unos u$s 15.000. Otro logro de SU COMPAÑÍA… DE PREPO (de los viáticos no hablemos…). ¿Y el T-01? ¿Solamente para la ruta semanal a El Calafate? ¿Para hacer mudanzas? ¿Para transportar al primate venezolano?... Quién sabe, ¿no?
Lo cierto es que, más allá del viaje que se emprenderá con destino a Ginebra, el gobierno nos embarcó en un viaje con destino al pasado. Informaciones recientes dan cuenta que, durante May2009, Aerolíneas Argentinas habría producido un rojo de u$s 24 millones, al tiempo que crece la deuda con YPF por combustible impago. –“Cuidado YPF allá vamos”-. Les puedo dar una idea a futuro: ya no hace falta que paguen las cargas sociales, porque el estado tiene el control absoluto de los dineros previsionales. Pero pareciera que en Aerolíneas sobra el dinero, y ahora si sacás dos pasajes, por una promoción, el segundo te sale la mitad…
Otro viaje al pasado ha sido la demostración de cerrarle el paso a Pluna, en su intento de desembarcar en Chubut. ¿Para qué competir? Si así estamos bien. ¿Qué clase de desarrollo han tenido los países que permitieron la libre competencia? En cualquier momento el gobierno podría sacar del camino a LAN, con algún pretexto, en defensa de Aerolíneas Argentinas. Al fin de cuentas, los únicos que sacaron provecho de la estatización han sido los empleados de la empresa. Pero, por cierto, eso no se ha traducido en una mejor atención.
Respecto a la competencia, durante estos días el gobierno se laurea con la incorporación de una gama de aviones tan heterogénea, que es difícil imaginar cómo han planificado el futuro de la compañía. Aerolíneas sumó dos Boeing 737-700. Para el caso, no es nada nuevo: hace diez años atrás, una iniciativa privada ya había incorporado este tipo de tecnología, y lo más importante, sin que yo, un ciudadano común, tuviera que poner un peso. Hoy, diez años más tarde, no solamente tengo que hacerme cargo de estos aviones, e hipotecar mi jubilación, sino que además mantengo a LAFSA, que por si alguien no se enteró sigue existiendo.
A esta altura del partido me pregunto si, con la irrupción del estado argentino en Aerolíneas Argentinas, Marsans no estará agradecido. Se sacó un muerto de encima.