11 diciembre 2009

Aerolíneas nos hizo soplar la vela.

El 09Dic2009, se cumplió un año de la expropiación de Aerolíneas Argentinas; medida avalada por la firma por los senadores oficialistas. Conmemorando el primer año en el mantenimiento de una de las joyas de la abuela, es de destacar que no se ha conseguido ningún tipo de mejora para el usuario. Más allá de los logros esbozados por el gobierno, que son menos creíbles que los números del INDEC. En cambio, sí se han cosechado unos cuantos escándalos. Por citar algunos: apañar a los gremios en sus insensatas protestas que siempre dejan de rehén al usuario; mentir con respecto a las escandalosas pérdidas que la empresa le genera a todos los contribuyentes;  disponer de la flota autoritariamente para trasladar a la presidente, a la selección de fútbol, o a un grupo de amigos del poder para hacer un vuelo privado disfrazado de "Vuelo complementario"; desplazar a empleados no alineados al pensamiento prepotente del Sr. Pérez Tamayo, o intentar suplantar las verdaderas necesidades de la tercera edad, anunciando un plan de viajes especiales para jubilados. Como si todo esto no bastara, el 04Dic2009, el juez federal Sergio Torres, haciéndose eco de las versiones periodísticas de sobreprecios en la compra de  20 aviones brasileros, allanó las oficinas de Aerolíneas Argentinas y veremos que pasará. Aún así se anunció que el primer Embraer será entregado en Jul2010. También es válido recordar que aún no se han transferido legalmente las acciones de Marsans al estado argentino, en otra muestra de ineptitud del aparato estatal. Tampoco Aerolíneas Argentinas se ha hecho cargo de la compra de aviones Airbus, operación para la cual el Gobierno español facilitó la renovación de una línea de préstamo.  Lo cierto es que Argentina pagará un alto costo económico a futuro por la dañina intervención estatal, no sólo por Aerolíneas, sino por toda empresa de la cual el estado se hace cargo compulsivamente. Pero como siempre las consecuencias las lamentaremos cuando ya no haya nada para hacer. Aerolíneas Argentinas será otra palada de tierra sobre los contribuyentes.