12 marzo 2018

Un museo aeronáutico en la vía pública
& el primer avión Paraguayo.

Hasta hace poco tiempo las personas que circulaban por la Av. Aviadores del Chaco, en la ciudad de Asunción en la vecina República del Paraguay, se encontraban con lo que probablemente era el primer Museo Aeronáutico creado por iniciativa privada pero con la particularidad de estar ubicado en la vía pública. La historia del Museo comenzó por iniciativa del Comandante (Aviador) Don José Repka Kusy quien era propietario junto con el Técnico Aeronáutico Don Walter Fagúndez de los “Aerotalleres Guaraní”, entidad ubicada en la localidad de Campo Grande (Luque). Estas dos personas han sido las que se decidieron construir el primer avión diseñado íntegramente en la República del Paraguay. El desarrollo les ocupó aproximadamente tres años y cuatro meses, o sea unas 11.000 horas de trabajo real desde el comienzo, llegando a interesar al Comandante de la Fuerza Aérea Paraguaya. La concepción y construcción de los diversos componentes eran de la iniciativa netamente paraguaya, ya que importaron solamente el motor, la hélice y probablemente algún otro pequeño componente.
El día domingo 01Nov81, el periódico  ABC Color, publicaba la concreción del proyecto, presentando el prototipo de un entrenador avanzado biplaza con asientos en tándem y una autonomía de seis horas y media. El modelo fue denominado Paraguay l, y en la actualidad se encontraría en el Club de Vuelo Deportivo YVYTU en San Bernardino portando su matrícula ZP-XEA
El Sr. José Repka Kusy también era dueño de una farmacia ubicada sobre la Av. Aviadores del Chaco esquina Chacoré, y en el tiempo construyó una serie de maquetas metálicas de aviones relevantes en la historia de la aviación Paraguaya. Estos modelos los ubico sobre el bulevar central de la avenida, con pista de aterrizaje incluida y su correspondiente torre de control, radares, etc. Los elementos permanecieron en el lugar durante por años para regocijo de los paseantes. Tras el fallecimiento del Sr. Repka Kusy el 09Nov2015, las pequeñas aeronaves quedaron sin mantenimiento y su destino hubiera sido el desguace o el mero vandalismo, un infausto destino para semejante trabajo. Afortunadamente con muy buen criterio, se retiro la  colección de su ubicación original y se los instaló a un costado de la entrada de la Base de la Fuerza Aérea Paraguaya en la ruta que une la capital Asunción con el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi en Luque. 
De este modo el público puede observar no solo la colección de modelos, sino también en las instalaciones conexas en miniatura, como ser, pista, torre de control, estación de radar y meteorología, etc. Quizás la única observación que se puede hacer, es que del otro lado del portón, al lado del camino de acceso a la Base, existe una magnífica colección o línea de vuelo de numerosos aviones que tuvieran su actuación en la Fuerza Aérea Paraguaya y si bien se encuentran fuera de servicio están preservados, pero su visita se encuentra vedada al público, lo que no deja de ser triste.
Texto & imágenes 
Carlos Boisen