05 junio 2008

Vinieron para la foto....

Los Airbus A320 que Aerolíneas Argentinas promocionó hace poco tiempo, como las más recientes incorporaciones en materia de flota, están almacenados en la plataforma de hangares de Ezeiza y no vuelan por una decisión tomada por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) que arbitrariamente dejó a las naves sin tripulaciones para poder volarlos. Por esa razon, la empresa habría tomado la decisión de devolver las naves a sus leasors. El gremio le propinó a Aerolíneas una pérdida de 220.000 dólares mensuales, por cada máquina.
Además de las máquinas que se encuentran en Ezeiza, se preveía incorporar 2 A320. Más allá de las diferencias entre APLA y la empresa, lo lastimoso de este episodio, es que se observa una mano oscura del gobierno en su intento por posicionarse dentro del directorio de la empresa. Marsans tal vez no sea lo mejor, pero aun está fresca la memoria del 2002, cuando El Cóndor casi se queda si alas. Al parecer, y como en tantos otros rubros del acontecer nacional, sobresalen los grupos funestos que desde su sobervia no quiere ver la realidad. En un corto futuro si la empresa se cae ya no se podrá encontrar un sólo culpable. Pero ya será tarde.

Carlos Abella

Ver - Magazine Aéreo &
Aerolíneas recibe sus Atresveintesaurios