10 febrero 2006

Un Jumbo llamado Juan Trippe


Cuando el avión N747PA arribó a la Argentina, para operar con Aeroposta, la máquina en si era toda una historia. Se trataba del primer Jumbo recepcionado por la Pan American, y el primero en el mundo en iniciar operaciones regulares con una empresa aerocomercial. Después de muchas idas y venidas en los últimos años con la malograda y legendaria empresa americana, tomaba revancha sobre una ruta en la cual supo operar durante mucho tiempo. Miami - Buenos Aires.
Por otra parte, el nombre Aeroposta nos remite a la fuente de nuestra propia historia aeronáutica nacional. Sin embargo en el pasado reciente, solo hace referencia a una empresa totalmente independiente de su antecesora, que supo obtener algunos pequeños logros en la explotación de un mercado poco o nada explotado en el país, por esos tiempos, como lo eran los vuelos charters, llegando a convertirse en la segunda operadora local en utilizar el majestuosos Boeing 747, antes de su desaparición por problemas económicos. La aeronave en cuestión, realizó su primer vuelo el 11Abr69, y fue entregada a la Pan American World Airways el 03Oct70 con el nombre “Clipper America”, durante un breve tiempo operó en África con la empresa Air Zaire en 1973. A su regreso fue rebautizada como “Clipper Sea Lark” y posteriormente “Clipper Juan T. Trippe”. En Ene88 fue convertido a carguero, añadiéndosele una compuerta de carga lateral. El avión es adquirido por General Electric Capital Corp. y alquilado nuevamente a Pan Am, hasta el ocaso de la firma. El Boeing 747 permaneció almacenado junto con la mayor parte de la flota remanente de Pan Am.
Merced a la pseudo desregulación de los servicios aéreos en Argentina, Aeroposta se lanzo al mercado del charter internacional. Para tal fin fue alquilado un Lockheed L1011 de la empresa americana Rich International, hasta que finalmente, Aeroposta consiguió el apoyo financiero de General Electric (GE). Esta última le suministró a partir del 09Jul92, un Boeing 747, el "Juan Trippe", que era el número 2 de la salida de montaje. El Jumbo poseía un color scheme enteramente blanco con líneas rojas, verdes y azules, sobre el timón se hallaba el logo de la empresa.
Con el Boeing 747 Aeroposta incrementó el volumen de los vuelos internacionales. Los mismos comenzaron en Dic91, con destino a Miami, pero cuando las plazas del jumbo no eran cubiertas en un porcentaje óptimo, se acudía al alquiler de una aeronave de menor porte, como el Douglas DC-8 5H-HAS, el cual era sub-alquilado de Pluna.
A partir de Jul92 se cubrió la ruta a Santo Domingo y Aruba. La razón del éxito según los responsables de la firma, era la de no emitir pasajes al público, sino que se trabajaba directamente con el mayorista que comercializaba los vuelos completos, listos para despegar. De esta manera algunos destinos surgían de las necesidades que dictaba el mercado.
Aeroposta contaba con un despacho propio de sus aeronaves y el pasajero recibía a bordo un a atención personalizada. A bordo era posible elegir el menú entre varias opciones, a diferencia de algunas aerolíneas regulares y además todas las bebidas corrían a "canilla libre". Otra de las atracciones eran los entretenimientos electrónicos para niños. En el último tipo de operación de la empresa, se incorporó el sistema de freeshop a bordo.
El avión de Aeroposta tenía capacidad para transportar 472 pasajeros, este aparato, había sido recorrido totalmente y los interiores habían sido reacondicionados por
PAN AM, con las comodidades introducidas por Boeing en los nuevos Boeing 747-400.
Ante la caída de la demanda de viajes el N747PA y otra aeronave similar que se había tomado en arriendo, fueron subalquilados a principios de 1993 a la compañía nigeriana Kabo Air, con el fin de realizar vuelos a La Meca. Mientras tanto las operaciones de Aeroposta eran cubiertas por un Douglas DC-8 alquilado a Buffalo Airways de EE.UU. Promediando Ago93 la empresa sufrió un conflicto con su personal, lo que motivo la suspensión temporaria de sus actividades. Los Boeing 747 retornaron a GE, y de inmediato se trató alquilar una aeronave de reemplazo. La empresa continuó sus operaciones irregularmente. Sin embargo, para fines de 1993 la situación se tornó insostenible y suspendiendo todas sus actividades definitivamente. Los vuelos anteriormente contratados, fueron tomados por Aerocancún, sin embargo numerosos pasajeros en Miami, quedaron varados, ante la imposibilidad de que les reconocieran su derecho a viajar luego de haber abonado su pasaje.
Una vez devuelto el Boeing 747 a General Electric, la aeronaves fue detectada 11Ago93 almacenada en Mohave en posteriormente fue vista en San Bernardino/Norton ABF el 09Mar94.