15 abril 2017

Visita a Santa Romana

La Estancia Santa Romana, propiedad del empresario mendocino Emilio Magnaghi se halla emplazada en la provincia de San Luis, más precisamente cercana a la localidad Justo Daract sobre la ruta nacional n° 7. Si bien la historia de la conformación de un museo comenzó con la adquisición de algunos vagones ferroviarios adquiridos por remates públicos, la pasión de Magnaghi por la aeronáutica hizo que pronto diversificara su espíritu preservasionista, llegando a construir el denominado Museo Regional Interfuerzas.  Que por el desarrollo a lo largo de su existencia, más que un museo puede denominarse una colección privada. Algunas piezas se encuentran en comodato de material a fin de poder ser reparadas. Si bien en Roll Out nos atañe la aeronáutica, uno no puede no dejarse llevar por las restauraciones efectuadas a diversos elementos ferroviarios con una red propia que supera los 10 kilómetros de vía, y un lucido trabajo sobre un viejo coche presidencial. Los vehículos blindados son un párrafo aparte y hasta cuenta con un área dedicada a diversas especies animales, dentro del complejo que supera las 2000 hectáreas.
Muy temprano, en la madrugada del 18Mar2017, partimos rumbo a San Luis junto al amigo Ricardo Ohoka. Sabíamos que nos enfrentábamos a una extensa jornada, pero teníamos la certeza que bien valía la pena el desafió.
Observando la riqueza de Santa Romana, cabe aclarar que el aval político fue necesario para que el desarrollo del presente emprendimiento cobre fuerza. Así, el día 05Nov2003 se presentó un proyecto de declaración en La Cámara de Diputados de la Nación que estipulaba De interés legislativo el proyecto ferroturístico, museo ferroviario activo y museo aeronáutico, el que se encuentra en plena ejecución en el establecimiento rural Estancia Santa Romana, de propiedad de la firma Emilio L. Magnaghi S.A. ubicada en ruta nacional 7, km 671, a 8 km de la ciudad de Justo Daract, provincia de San Luis. El mismo fue elevado por el señor Mauricio Bossa.

El texto detallaba:

Señor presidente:
                         Hemos conocido, en fechas recientes, los desvelos de la firma Emilio L. Magnaghi S.A. por radicar, en predios de su propiedad denominados Estancia Santa Romana, un emprendimiento cultural de los que pocos existen en nuestro país. Se trata de una iniciativa tendiente al establecimiento de un proyecto ferroturístico, inclusive de un museo ferroviario activo y un museo aeronáutico asociado, complejo localizado sobre el km 671 de la ruta nacional 7, a 8 km de la ciudad de Justo Daract en la provincia de San Luis. Un total de 2.500 hectáreas son destinadas a este parque temático, único en el país por sus características. En tanto museo, reúne tres ítem de vital importancia en el crecimiento de la Argentina, tales como los ferrocarriles, la industria aeronáutica y el campo, transformando a esta estancia en un polo turístico de creciente atracción y lugar de fascinación para todos aquellos de gustan de la aviación y su historia.
La novedad de la iniciativa radica en la original conjunción entre la alta tecnología del mundo de la aviación con la rica historia ferroviaria que posee la provincia de San Luis, dado que hasta fines de los años 60 las estaciones de ferrocarril de Justo Daract y Avanzada fueron consideradas entre las bases y nudos de distribución del ferrocarril más importantes del país. Asimismo, resulta digna de elogio la convivencia lograda en el predio entre estos ingenios tecnológicos con la flora y la fauna autóctona, hecho reconocido por el gobierno de la provincia de San Luis mediante la declaración de Estancia Santa Romana como “Criadero de fauna silvestre”. Tal reconocimiento no es baladí: en la actualidad, se crían y desarrollan en este emprendimiento más de 1.000 ciervos colorados y otras especies tales como búfalos, carpinchos, jabalíes, ñandúes, llamas, antílopes, pumas, etcétera.
En cuanto al museo ferroviario propiamente dicho, la inversión de esta firma es sorprendente: el proyecto en ejecución contempla el trazado de una vía de ferrocarril de una extensión de 16 km, de los cuales ya se ha construido una significativa parte, y otras obras de arte tales como pasos a nivel, alcantarillas y desvíos, recorriendo la totalidad de las 2.000 hectáreas que integran el complejo. El material rodante que podrán utilizar los visitantes dentro de este recorrido se integra por un tren blindado, un “Coche motor”, grúas ferroviarias antiguas y un “Vagón comedor”, entre otros elementos ferroviarios de antaño. Sorprende al visitante encontrarse con semejante calidad y variedad de elementos en aquella región del país.
Pero así como el museo ferroviario genera una gran impresión en todos aquellos que conocen de la historia de los trenes en la Argentina (historia que en pocos lugares puede ser rememorada con tanta intensidad como en la Estancia Santa Romana), no es menos impactante admirar las aeronaves estacionadas bajo un enorme y moderno hangar que se yergue, imponente, a la vera de una pista de aterrizaje de aviones de 1.750 metros de longitud, con suelos consolidados con ripios especiales.
Bajo tal estructura de moderno diseño puede encontrarse un legendario Douglas DC3 en impecable estado de conservación, un helicóptero, un Mirage III, un Douglas A4B veterano de la guerra de Malvinas, un histórico Morane Saunier “París”, un Aerocommander 500, un Gloster Meteor, los aviones de fabricación nacional Pucará 590 y Guaraní, y, próximamente, una réplica del IA63 Pampa.
Dentro del predio, el programa de visita es completo: una recorrida por la fauna y flora autóctonos en automóvil o en formaciones de trenes históricos, para culminar en un moderno hangar continente de aeronaves civiles y de combate que hicieron historia en nuestro país. Adicionalmente a esto, la posibilidad de generar espectáculos aéreos merced a la generosa pista enclavada en el lugar. Todo financiado por una empresa privada y abierto a todo público.
Iniciativas como éstas merecen nuestro reconocimiento y claro respaldo. En épocas donde es frecuente observar pesimismo y dudas sobre el futuro de la Argentina, ejemplos como esta inversión de neto alcance público deben ser proclamados y exaltados como la vocación de mucha gente por compartir con otros argentinos sus inquietudes culturales y tecnológicas. Imaginamos muchos estudiantes primarios y secundarios –quienes sólo han conocido al ferrocarril por referencias nostálgicas– reviviendo los momentos de gloria de aquellos servicios, admirando aviones que han impregnado el imaginario colectivo de muchos argentinos y disfrutando de la fauna silvestre, y no podemos menos que aplaudir este emprendimiento y desear mucha a suerte a sus propietarios y mecenas.
Este proyecto significará, en muy poco tiempo más, un nuevo hito turístico del interior argentino, al tiempo que referencia obligada para muchos colegios primarios y secundarios. Es por ello que solicito la aprobación del presente proyecto.

Mauricio Bossa.
A las comisiones de Transportes, de Obras Públicas, de Turismo y de Cultura.

Salón de maquetas
El casco de la estancia cuenta con distintas edificaciones, una de ellas un salón para numerosos comensales, adornado y provisto de diversos elementos de confort, incluso un salón con piano.  Enfrentado al presente edificio se halla la Sala de Maquetas, las cuales se encuentran preservadas en galerías vidriadas, que reproducen hasta los más mínimos detalles de las aeronaves. Las dos galerías están flanqueadas por una biblioteca que aprovecha el espacio de la escalera que conduce al piso superior. 
En la segunda planta se encuentra una sala de disertación, en la cual se llevó a cabo el V Encuentro Iberoamericano de Museos Aeronáuticos -durante las jornadas de 25/31Oct2010-,  al tiempo que también se encuentra una importante colección de maquetas de buques de la Armada Argentina. El edificio linda con el galpón ferroviario donde se alojan cuatro vagones, uno de ellos el coche oficial 02 1550 denominado "Presidencial", los otros tres del tipo camarote, provistos de todos los elementos como para alojar un importante número de pasajeros.
Por cuestiones de tiempo, es claro que tan sólo tuvimos tiempo de ver una parcialidad del patrimonio de Santa Romana. Adentrándonos en las entrañas de la estancia, como antesala de la muestra aeronáutica, se halla sobre un pedestal un Piper Azteca, cruzamos un buen número de vías, mientras que de fondo se observa un grupo de vagones ferroviarios tan diverso, como un Coche motor Fiat 7131, hasta un doble piso  los que funcionaron en el Ferrocarril Sarmiento. Hacia la derecha es notoria la estación central donde descansan algunas locomotoras. Se destaca, la locomotora Sentinel Camel del ex FC Midland; una Gaia modelo 1967 -de impecable estado-; grúas; y el coche motor de origen holandés. Recorriendo el perímetro de la reserva de animales, y al paso desde un a de las estaciones se distingue la parte superior del hangar que motivo nuestra visita.  Para llegar finalmente se cruza una vez más las vías, y se recorre en paralelo la pista de aterrizaje, hasta llegar a la estación "Aeródromo", que se halla ornamentada por un Bell UH-1H Iroquois, que luce el serial H-12.

Detalle de las aeronaves observadas durante la visita del 18Mar2017.
* LV-JXF Piper PA-23-250E Azteca cn. 27-4641. El presente ejemplar supo formar parte de la Dirección Provincial de Aeronáutica de Mendoza. El aparato incorporado en 1971 con registro pasavante LV-PQU-, supo identificarse como ex LQ-JXF y portar el nombre "El Plata". En el tiempo fue adquirido por Emilio Magnaghi y se encuentra montado sobre un pedestal.
* "2-AS-24" Grumman S2F-3S Tracker - Aviación Naval Argentina. Si bien hace referencia al veterano del Conflicto del Atlántico Sur 0703/2-AS-24 cn. 325C, en realidad se trata del aparato 0862/2-AS-29, construido como Grumman S2F-3S Tracker -modificado a S-2G- operado por la US Navy como BuAer 153568. La Armada Argentina lo adquirió como fuente de repuestos en Oct95. En algún momento se evaluó conversión a la versión Turbo S-2T, no obstante los trabajos no llegaron a realizarse. Es exhibido en el exterior con esquema de baja visibilidad. El Tracker es un bimotor monoplano ala alta, embarcado, destinado a lucha antisubmarina producido por Grumman Aircraft Engineering Corporation. Tiene la particularidad de poder plegar sus alas para ocupar menos lugar en los portaaviones. Los primeros ejemplares se sumaron a la Aviación Naval a partir de 1962, llegando a prestar servicios desde la plataforma del ARA "Independencia". En 1979, se adquirieron 6 unidades más modernas correspondientes al tipo S-2E. Son veteranos de las movilizaciones del conflicto limítrofe con Chile, y de la Guerra del Atlántico Sur, operando en ambos casos desde el ARA "25 de Mayo". Avanzada la escalada bélica se basaron en la Estación Aeronaval Río Gallegos. Algunas unidades fueron modernizadas con la incorporación de 2 motores Garrett TPE 331-15AW de 1645 HP bajo la denominación Grumman S-2T Turbo Tracker. -ver detalle de la Escuadrilla Antisubmarina-.
* "2-H-235" Sikorsky S-61D-4 cn. 61-433 - Construido para la US Navy, identificado como 156487. En 2002 fue remitido a la Aviación Naval Argentina como fuente de repuestos. La identificación hace referencia a la aeronave 0678/2-H-235 Sikorsky S-61D-4 cn. 61-498. En el interior se acondicionó un pequeño salón con sillones y una pantalla, y alfombra de pared a pared. Se preserva dentro del hangar. Los Helicópteros Sea King, se incorporaron a la Armada Argentina a partir de 1972, ver Roll Out, y con más de cuatro décadas a cuesta siguen siendo una herramienta fundamental en la misiones del Arma.
* "3-A-308" Douglas A-4Q Skyhawk -célula híbrida- Aviación Naval Argentina. Preservado dentro del hangar luciendo esquema completo de la 3a Escuadrilla de Caza y Ataque. La máquina que originalmente portaba el presente serial es la que se halla preservada en el Aero Club Mar del Plata de Batán luciendo serial 3-A-314. -ver Roll Out-. Existen versiones que indican que fue armado con la parte delantera de la aeronave BuAer. 155054 y la posterior del BuAer  158126.
* AE-032 Grumman OV-1D Mohawk cn. 119C/67-14 Ejército Argentino Fue construido como la versión OV-1C para la US Army luciendo el serial 67-18918. Posteriormente fue modificado a OV-1D en Jun80. Formó parte del lote de 23 unidades de su tipo sumadas al Ejército Argentino en 1993. Pasando a formar parte de la colección de Santa Romana.
* AE-037 Grumman OV-1D Mohawk cn. 158C/68-44 Ejército Argentino. Horacio Longoni como fuente confiable manifiesta que corresponde a la célula original. Otras fuentes citan que podría tratarse del AE-035 OV-1D cm- 99C/1D ex 67-18898.
* "AE-464" Bell UH-1H, Ejército Argentino. La presente célula identificada con un serial que hace referencia al Bell UH-1H-II cn. 10803 Ejército Argentino, y portador un esquema particular, El ejemplar preservado en Santa Romana se encuentra afuera sobre el pasto, a un costado de la plataforma. Se tata de la célula H-17 -cn. 8876- reportada en el lugar en Ago2011 con colores e insignias de la Fuerza Aérea Argentina.
* A-590 FMA IA-58A Pucará cn. 090 Fuerza Aérea Argentina. Tras muchos años de operar en la III Brigada Aérea, en Reconquista, provincia de Santa Fe fue remitido a Santa Romana Museo, se trata de uno de los últimos Pucará ensamblados. Tuvo una corta vida operativa, ya que sufrió una retracción del tren de aterrizaje durante el vuelo de aceptación, dejándolo fuera de servicio. Por mucho tiempo se mantuvo sin alas, hasta que fue armado para ser expuesto.
* E-224 FMA/Morane Saulnier MS760A cn. 12A Fuerza Aérea Argentina. Se trata de uno de los 36 construidos bajo licencia en la FMA en 1961. (Sobre el ala figuraba cn. 21A - parte posterior del fuselaje cn. 11A). Estos aviones en servicio en el país desde 1959 hasta su baja en Abr2007. Contabilizando nada menos que 48 años de servicio. A lo largo de su vida operativa, este reactor desarrollaron tareas de adiestramiento, enlace, pruebas de armamento, ataque ligero, y hasta su participación en la escuadrilla acrobática Cóndor, que realizó una importante cantidad de presentaciones a lo largo del territorio argentino
* E-608 North American T-28A Trojan cn. 174-112 Fuerza Aérea Argentina. ex 51-3574. Tras su baja en 1967, destinado para ser preservado en el Museo Nacional de Aeronáutica. Desde Nov2005 se halla en comodato en el Museo Regional Interfuerzas. Sobre plataforma.
* C-027 Gloster Meteor Mk4 cn. DG202-9/G Fuerza Aérea Argentina.  ex I-027 /G-5-127EE527. La presente aeronave tiene la particularidad de ser el Meteor más antiguo que se preserva en el mundo ya que se trata de uno de los 8 prototipos. Realizó su último vuelo el 29Dic70 con la Fuerza Aérea Argentina. Posteriormente fue entregado como material didáctico a la Universidad Nacional de Córdoba hasta que en Nov2004 fue trasladado a el Área de Material de Rio IV, para su restauración, a fin de exhibirse en el Museo Regional Interfuerzas de Estancia Santa Romana. En los trabajos de de restauración se utilizaron partes del C-051 que supo estar en Loreto, Santiago del Estero. Mientras que el C-029 que supo estar en Santa Romana fue destinado a Loreto, esta aeronave tenía demasiados faltantes. 
* "C-113" North American F-86F Sabre cn. 191-658 Fuerza Aérea Argentina Muchas fuentes citan que la verdadera identidad corresponde al ex C-105. El verdadero C-113 se accidentó 14Oct62, mientras que el C-105 fue dado de baja por problemas estructurales en Dic63). Otras versiones indican que la presente célula corresponde a un híbrido con el C-105 y el C-121 dado de baja en Oct62- Porta el magnifico esquema de la escuadrilla acrobática Cruz del Sur. Hernan Longoni cita que la documentación oficial señalaba que se trataba del C-111.
* "C-304" Douglas A4F Skyhawk cn. 13786  ex BuAer. 154970 Fuerza Aérea Argentina. La presente aeronave corresponde a un fuselaje adquirido por el Arma, junto a un lote de repuestos dentro del programa Fightinhawk. La máquina fue acondicionada en el Area Material Rio IV y durante 2011 fue trasladado el Museo Estancia Santa Romana, siendo restaurado con la identidad del Douglas A-4C C-304 cn. 12943 ex BuAer. 149618. Esta aeronave al mando del Capitán García participó del Conflicto del Atlántico Sur, siendo derribado el 25May82, por Sea Dart lanzando desde el HMS Coventry. -Ver Revive el C-304 por Hernan Longoni-.
* "C-222" Douglas A4P Skyhawk cn. 11811 Fuerza Aérea Argentina. La verdadera identidad del presente aparato es C-232 ex BuAer. 142749, entregado en Jun69. Al momento de la visita estaba recibiendo trabajos de pintura, por lo que su registro no era visible. El registro que luce, según un reporte del 05Ago2011, hace referencia a la aeronave preservada en Río Cuarto cn. 11814 entregado a la Fuerza Aérea Argentina en Mar67. Veterano del Conflicto del Atlántico Sur con varias exitosas incursiones y que lleva por apodo "El Tordillo".
* C-701 Dassault Mirage IIICJ cn. CJ-2 Fuerza Aérea Argentina Construido para la Heyl Ha'Avir como CJ-2 en Mar62. A su desactivación fue vendido a la Argentina en Dic82. Su último vuelo se produjo el 14Ene88, siendo almacenado y dado de baja. Los Mirage denominados IIICJ corresponden a una serie 22 ejemplares de reposición para paliar las pérdidas sufridas durante el conflicto de 1982. Los mismos procedían de Israel, estado que facilitó a burlar el embargo de armas que sufría Argentina.
* C-718 Dassault Mirage IIICJ cn. CJ66 Fuerza Aérea Argentina. La presente célula fue oportunamente incorporada por la Heyl Ha'Avir como CJ-66 en Abr64. Vendido a la Argentina en Mar83 como C-718. Su último vuelo se llevó a cabo el 16Abr97, siendo destinado al Museo Interfuerzas.
* C-721 Dassault Mirage IIIBJ cn. BJ2/237 Fuerza Aérea Argentina. El presente ejemplar fue incorporado por la Heyl Ha'Avir como BJ-2/237 en Mar66. Tras su desactivación fue vendido a la Argentina en Feb83, volando hasta May89. La célula estuvo preservada en el Museo del Área Material de Rio Cuarto provisto del plano alar de otra aeronave similar. Actualmente está destinado en Santa Romana.
* C-937 Douglas A4F-A-11-2 Skyhawk cn. 13630 Fuerza Aérea Argentina. ex BuAer. 154173 Entregado en 1995 como fuente de repuestos, en el marco del programa Fighting Hawk. Forma parte de la colección puntana desde  2005.
* "C-938" Douglas TA-4J Skyhawk cn. 14163 Fuerza Aérea Argentina. Obtenido como fuente de repuestos en 1995. El serial C-938 no habría sido utilizado en el Arma, y nunca prestó servicios en Argentina y fue modificado para asemejarse a un OA-4AR.
* "H-12" Bell UH-1H-BF Iroquois cn. 10080 Fuerza Aérea Argentina. Se trata de una célula que se recibió como fuente de repuestos ex 67-18577 entregado, durante algún tiempo estuvo en el Área Material Quilmes, y posteriormente en el Museo Nacional de Aeronáutica con el serial H-19, vale aclarar que no se trata del H-19 original (cn. 9703) que se accidentó en inmediaciones del Cerro Ragintuco, Río Negro en Ene2001. La aeronave hace referencia al H-12 Bell UH-1H cn. 9522, ex 67-17324 accidentado en Jul82, que fuera reparado y remitido al Ejército Argentino..
* T-104 Douglas C-47A-25-DK cn. 13373 Fuerza Aérea Argentina. -Sobre el pasto-. La aeronave fue adquirida en Canadá en 1946 como LV-ACE, para servir con la empresa Zonda, posteriormente pasó a engrosar la flota de Aerolíneas Argentinas en 1949, siendo bautizado como "Patagonia". Tras su baja y transferido a la Fuerza Aérea Argentina en 1966. El avión sirvió en la I.Braer. y luego en el INAC. como verificador de radioayudas empleando la identificación VR-14 en Ago68. Desde Nov69 se desempeñó con títulos del Comando de Regiones Aéreas. Posteriormente registrado como T-104. Fue transferido a la V. Braer. en Abr86. Su baja se produjo en Dic90 siendo almacenado en Villa Reynolds. Finalmente fue transferido al emprendimiento privado de Estancia Santa Romana, provincia de San Luis - Perdió su antiguo esquema y actualmente luce enteramente en metal. Este tipo de aeronave estuvo con el Arma en actividad desde el año 1941 a 1990.
* T-129 FMA IA-50B Guaraní II cn. 22 Fuerza Aérea Argentina. -Sobre plataforma-. Construido en  1971, fue entregado a la Fuerza como VR-16 operando principalmente desde II Braer de Paraná. Convertido a IA-50B en May96  recibió el registro T-129 a partir de 1994. Desactivado en  Ago2002, Posteriormente fue restaurado el plano alar de la aeronave T-126 cn. 26 - Preservado en el Museo de la Estancia Santa Romana, Villa Mercedes, San Luis. desde Dic2004.
* T-131 Aero Commander 500U Shrike Commander cn. 500U-1742-38 Fuerza Aérea Argentina. preservado dentro del hangar-. - Adquirido en May68 junto a un grupo de 16 aeronaves de su tipo. Fue asignado a la Braer. VII  de José C. Paz en Dic1968; transferido a Braer. VIII en 1981; retornó a Braer. VII a partir de 1988. Finalmente en 1992 fue asignado a la Braer. V - Preservado en el Museo de la Estancia Santa Romana, desde 2000.
Con anteriormente se mencionó el lugar es enorme, y es probable que exista algún otro tipo de material aeronáutico no expuesto o reservado. En algún momento se llegó a reportar dentro de la colección de la Estancia al avión C-421, un  IAI M5 Finger cn. S-45, no obstante el mismo no fue detectado durante nuestra visita. Tampoco nos fue posible observar el Mil Mi-2 camino a la pileta. (PZL Mi-2 cn. 529614016), ya que caía la noche y el cansancio se hacía notar. No obstante es conocido que la aeronave con identidad SP-SCL oportunamente registrada a nombre de ZEUS/Heliseco estuvo almacenada en Escobar (Argentina), entre 1993 a Nov98. En el transcurso de 2001 fue trasladado a Santa Romana, pero recién en 2001 fue emplazado.
-El Mil Mi-2 cuando se encontraba almacenado en Escobar-

Agotados por el viaje y la recorrida, la noche nos acompañó hasta Villa Mercedes, para recobrar fuerzas y regresar a casa al día siguiente, satisfechos de haber logrado el cometido de visitar la famosa colección de Santa Romana.