06 diciembre 2013

40 años del vuelo transpolar

-Tripulantes argentinos posan con el TC-66 en Camberra-
El 04Dic73 a las 21.00 horas partió desde la plataforma militar del Aeroparque Jorge Newbery, un Lockheed C-130H Hercules de la Fuerza Aérea Argentina, con la misión de unir Buenos Aires, con Camberra por la vía polar. Antes dela partida de la aeronave, se realizó una celebración de despedida presidida por el Ministro de Defensa Ángel Federico Robledo. La tripulación de este histórico vuelo estaba encabezada por el comandante general Héctor Fautario; primer piloto vice-comodoro Apolo González, segundo piloto, capitán Juan Daniel Paulik, tercer piloto Héctor Cid; primer navegador Adrián José Speranza, segundo navegador Capitán Hugo César Meisner; tercer navegador teniente Jorge Valdecantos; meteorólogo mayor Carlos Salvador Alaimo y tripulantes los especiales Comodoro Julio César Porcille; y el mayor Manuel Marcelo Mir.
El Hercules argentino arribó a la base vice-comodoro Marambio a las 3 de la madrugada, tras recorrer 3.302 km., al día siguiente la nave decolaba desde la Base argentina rumbo al Polo Sur, prosiguiendo su ruta a Camberra, Australia. distante 8.863 km  insume 16 hs.  Desde Camberra tenía previsto volar a Wellington, pero las noticias informaban el día 08Dic73, que el aparato debió aterrizar en Christchurch, debido a las inclemencias del tiempo reinante. Desde Nueva Zelandia se emprendió regreso directo a Marambio, donde se efectuó una escala técnica, y desde allí directo a Buenos Aires.
El día 10Dic73, el presidente Juan Domingo Perón, su esposa, miembros del gabinete y otras altas autoridades se hicieron presentes en el Aerroparque Jorge Newbery, para dar la bienvenida a la tripulación del memorable vuelo. Antes que la aeronave se divisara sobre los cielos capitalinos, una escuadrilla de aviones Mirage III salió a su encuentro, siendo esta, la primera vez que los reactores franceses se presentaban en publico. El Hercules se posó sobre la carpeta asfáltica a las 11.21 horas desde la cabecera sur. Ni bien la aeronave detuvo sus motores, al asomarse los miembros de la tripulación fueron saludados afectuosamente por el presidente de la nación, acompañado el comandante general del Ejército Jorge Rafael Carcagno,  y de la Armada el contralmirante Emilio Massera. De esta manera se cumplió con la finalidad de demostrar la viabilidad de los vuelos transantárticos. Pocos días después de la travesía, la tripulación entera fue homenajeada por la Cámara de Diputados de la nación.


Detalle de la aeronave 
* cn. 4464 Lockheed C-130H (382C-23D) - TC-66 Fuerza Aérea Argentina Sep72 I. Braer. Escuadrón I, Grupo I. Accidentado en Río Gallegos en fecha desconocida. Almacenado en LMAASA, 2001. Reparado.