06 junio 2014

El fugaz Britannia

-Con el desgaste de la pintura, se logra distinguir los colores de British Eagle, sobre le timón-
Aerotransportes Entre Ríos, (AER), fue una empresa fundada en 1962, con el fin de operar servicios aéreos de carga no regular. Para tal fin, contaba un Curtiss C-46 (LV-FTR cn. 26936), especializándose en el transporte de ganado en pie. Posteriormente la empresa sumó algunos Lockheed Constellation (entre los que se destacan LV-IGS cn. 2540 y LV-IXZ cn. 4580), pero sin dudas en 1969, la empresa logró dar un salto de calidad al sumar un turbohélice Bristol Britannia. En el país ya habían incursionado este tipo de aeronaves con la apuesta de la empresa privada: Transcontinental.  Para 1969, el presidente de AER era el señor Alejandro H. Taylor, y la ruta más frecuentada era Miami, con escalas intermedias. En Sep69 se había celebrado un contrato de compra con el aval de la entidad First National City Bank of Bahamas. Sin dudas el Britannia, una de las aeronaves que llegó algo tarde a ofrecer sus virtudes, ya que pronto fue desplazada por los aviones Jet, en materia de trabajos de cargas aéreas le abría al modelo una magnifica posibilidad de mantenerse en servicio, al tiempo que empresas de menor porte podían acceder a material moderno con relativo poco uso.
El Bristol Britannia había nacido como un avión comercial de medio-largo alcance fabricado por Bristol Aeroplane Company a partir de 1952 para realizar diversas rutas a lo largo y ancho del Imperio Británico. A poco de comenzar su producción se demostró que los motores turbohélice eran inusualmente susceptibles de sufrir problemas de congelación. Como gran parte de la industria británica, el Britannia debió modificarse una y otra vez desde su puesta en servicio. Solamente se construyeron 85 ejemplares antes de que cesase la producción en 1960. No obstante, el aparato resultó muy popular entre los usuarios, ganándose el nombre de "susurrador gigante" por la inusual comodidad y silencio durante el vuelo.  Muchos de ellos, incluido el protagonista de estas líneas fueron convertidos en cargueros.
A finales de Nov69, se daba cuenta que AER realizó una pequeña ceremonia, que contó con la presencia de autoridades nacionales, miembros de la embajada inglesa y otros funcionarios, en la cual se procedió a bendecir la aeronave tras una ceremonia religiosa. En tal ocasión abundaba el optimismo, debida cuenta que los ejecutivos de AER manifestaban contar con importantes acuerdos de transporte de mercancías al exterior: principalmente a México, Miami y Houston.
-El G-AOVB en la cadena de montaje, junto al primer Britannia de exportación destinado a EL AL-
El Bristol Britannia 312F seleccionado para el transportista argentino era el G-AOVB, que partió desde el aeropuerto de Heathrow el 09Oct69 como LV-PNJ, en vuelo ferry rumbo a Argentina. El 15Oct69 fue detectado aun con matricula pasavante en Miami.
La empresa AER, presentó el expediente 8.539/69 ante la Secretaria de Transporte, para la aprobación de los servicios y tarifas a prestar con la aeronave Bristol Britannia LV-JNL, en sus rutas nacionales e internacionales. Las peticiones de la compañía fueron aprobadas por encontrarse enmarcados dentro de disposición 242/67, del organismo oficial.
Al ingresar al servicio comercial se transformó en la pieza fundamental de la flota de AER, no obstante la nueva aeronave alternó con otros elementos de la flota. Como se citó anteriormente, la ruta a Miami, era la principal fuente de ingresos de la empresa; por ende no fue extraño detectar la nave el  29May70 en el aeropuerto de Miami.
El 10Ju70, AER orgullosamente notificaba la concreción de un vuelo de Houston a Nairobi, transportando con el Britannia 44 ovinos adquiridos por el gobierno africano.
Desafortunadamente, el presente aparato resultó accidentado en el aeropuerto de Ezeiza, el 12Jul70, tras realizar un aterrizaje en condiciones  meteorológicas deficientes cuando regresaba desde Miami, con escala en Asunción del Paraguay. En su carrera, la máquina se desvió embistiéndose contra un radar móvil. Más allá del accidente no hubo que lamentar víctimas, aunque si algunos heridos. La aeronave sufrió daños en su estructura, que hizo que fuera poco económica su reparación, por lo que fue canibalizada en el transcurso de 1971. Con la pronta pérdida de la nueva máquina, los clásicos de Lockheed debieron volver al ruedo con más ahínco: El 02May71 el LV-IGS fue detectado en Miami.  La nave lucía el simple esquema que portaban las naves de la empresa: una línea verde  separaba la zona ventral en metal de la superior en blanco. Los títulos en pequeñas dimensiones se alojaban por encima de las ventanas del aparato, mientras que las siglas de la empresa se perdían en la inmensidad de un timón enteramente blanco. Evidentemente aun no se explotaba la imagen corporativa.
-El G-AOVB en una imagen de promoción-
La historia previa
Esta máquina -G-AOVB- fue el primer Britannia Sr. 300 de British Airways Overseas Corporation, ya que el G-AOVA cn. 13207 pertenecía al fabricante y fue alquilado a diferentes aerolíneas.  Antes de sumarse a AER y a lo largo de su carrera previa a su arribo a Argentina sufrió diversos incidentes. La presente aeronave había entrado en servicio con BOAC el 05Jul57. Esta empresa llegó a contar en su flota con 30 Britannias en sus distintas variantes.  El 28Sep57, el G-AOVB realizó un vuelo desde Lóndres a Nueva York, ruta que le demandó 11 horas 39 minutos.
El 30Oct57, sufrió un incidente en pleno un vuelo. Algunas formaciones de hielo, perjudicaron los compresores de los motores 2 y 4, tras pasar por una zona en la cual súbitamente descendió la temperatura. A causa de falla en las plantas de poder, se debió desviar el vuelo y aterrizar en el aeropuerto de Miami. La máquina estaba a cargo del capitán Donald Anderson, y el jefe de pilotos de la Bristol: Walter Gibb. En Miami se recibieron dos motores de repuesto, ya que los afectados fueron removidos y enviados a Filton para ser examinados. La nave regresó a Lóndres el 02Nov. BOAC pretendía introducir el Britannia en sus vuelos a Nueva York en el primer trimestre de 1958.
En 1960, BOAC comenzó a recibir sus primeros Boeing 707, y seguidamente los Vickers VC-10, relegando a los Britannia a una edad muy temprana.
British Eagle International Airlines Ltd se hizo del aparato el 15Oct63, haciéndolo compañero de flota de los Britannia que oportunamente volaran con Transcontinental. La compañía llegó a operar 16 de estos aviones en sus filas. En su metal supo lucir el nombre "Resolution" y más cercanos en el tiempo fue rebautizado como "Endeavour". Con la nueva empresa, el G-AOVB resultó seriamente dañado tras colapsar su tren aterrizaje en el aeropuerto de las Islas Maldivas el 10Oct65. La máquina transportaba 120 pasajeros a bordo en un vuelo desde Bahrain a Australia. Un equipo de mantenimiento fue enviado desde Londres para reparar el avión dañado, con la ayuda de la Royal Air Force. Tras el cese de operaciones de la compañía inglesa el 06Nov68, jaqueada por problemas financieros la nave regresó a BOAC y fue comercializada en Argentina a partir de 1969. 

Detalle de la aeronave
* cn. 13230 Bristol Britannia 312 FF. 05May57 - G-AOVB BOAC 10Sep57, British Eagle International Airlines 15Oct63 li, "Resolution", rn. “Endeavour”, convertido 312F, BOAC Nov68, LV-PNJ Aerotransportes Entre Ríos 09Oct69, LV-JNL rr 15Oct69 Se accidentó en Ezeiza 12Jul70. (TT. 26862).