14 mayo 2011

Seguridad Aérea

El jefe de gabinete, Aníbal Fernández, retomó el remanido anuncio de “radarizar todo el territorio nacional” supuestamente de aquí a dos años. Medida varias veces comunicada desde los tiempos del finadito Néstor Kirchner pero jamás cumplida. El jefe de gabinete, en esta oportunidad se manifestó en contra de instrumentar una “ley de derribo” de aviones sospechosos que ingresen sin autorización al país, más allá de que sean de narcotraficantes, - circunstancia muy común en provincias del norte argentino-. El funcionario formuló estas declaraciones al brindar el informe de gestión en la Cámara de Senadores, donde cuestionó la ley de derribo que rige en Brasil para evitar el ingreso de aviones con droga.