27 noviembre 2010

Apuntes de los Beaver
a 50 años de su arribo

El de Havilland Canada DHC-2 Beaver es uno de los aviones STOL más famosos del mundo. Tras la Segunda Guerra Mundial, la empresa de Havilland Canada se interesó en producir una aeronave capaz de realizar operaciones sobre las extremas condiciones del hemisferio norte, y en las zonas próximas al círculo polar ártico. Mucho tuvo que ver en la concepción de la máquina los requerimientos presentados por el Departamento de Tierras y Bosques de Ontario. La máquina resultante también se adaptó perfectamente a las necesidades de los pilotos forestales de EE.UU y otros países. El primer vuelo del Beaver se realizó en Downsview, Ontario el 16Ago47; entregándose el primer ejemplar de producción en Abr48. El avión fue un éxito inmediato. Cuando la producción finalmente cesó en 1967, se habían fabricado 1.657 Beavers. Argentina, a pesar de no haber sumado un número importante unidades, no escapó al éxito del Beaver, y tuvo operadores, tanto en el ámbito civil, como en sus Fuerzas Armadas.
En particular, los primeros incorporados a la Fuerza Aérea Argentina arribaron en el transcurso de 1960, procedentes de Toronto. Los pequeños aparatos, estuvieron a cargo de tripulaciones canadienses, y tras su arribo fueron asignados al Grupo Aéreo Antártico Nº 1. A mediados de Ago60 los dos primero DHC-2 fueron trasladados desde el Aeroparque Metropolitano a la Base El Palomar. La prestigiosa revista Air Pictorial, en su edición de Mar61 - citaba la partida desde Toronto el 06Oct60, al tiempo que notificaba la adquisición de un tercer Beaver será entregado a la Aviación Naval Argentina-.
El 16Feb61, se lleva a cabo el primer vuelo de un Beaver argentino sobre el continente antártico, en este caso con el P-01. El vuelo se desarrolló desde la Base Esperanza: El P-02 volaría por primera vez en Antártida tres días más tarde.
Desde el 15Mar61, ambas aeronaves serían asignadas a la Base Conjunta Teniente Matienzo, pero antes de la llegada del invierno, las dos maquinas resultaron seriamente dañadas por los efectos de diversos temporales. El 31Oct61 se resolvió enviar una comisión a Canadá para la adquisición de un nuevo Beaver.
Para la campaña 1961/62 ya se encontraban en funciones los aviones P-03 y P-04, registrándose vuelos de ambas aeronaves desde el día 01Ene62. Una vez más la adversidad del medio hizo que ambos aparatos resultaran dañados el 06Abr62 a causa de un temporal  de vientos sumamente violentos.
Desde 1963, se contempló el hangaraje de las máquinas asignadas en el continente blanco, dadas las experiencias anteriores. Por tal motivo desde junio a septiembre las maquinas solían ser desarmadas para guarecerse de los efectos del riguroso clima.
Nuevamente en Sep63 se dio comienzo a los vuelos en la Antártida, por entonces ya se encontraban  funciones las máquinas P-05 y P-06. Desde entonces los pequeños monomotores cumplieron intensas tareas, en la medida que la meteorología lo permitiera. En Nov63, los aparatos realizaron operaciones sobre un tempano de largas dimensiones, evaluando alguna posible complicación para la navegación marítuma, según un relato del Boletín Antártico publicado en la Revista Nacional Aeronáutica y Espacial.
Otros de los vuelos registrados en medios gráficos, han sido: el 27Feb65, cuando ambas máquinas volaron a la Isla Hearst, el primero de una serie de vuelos tendientes a colaborar en el montaje de un estación de apoyo de la Fuerza Aérea Argentina. El 01Oct65 los Beaver realizaron lanzamiento de correspondencia sobre distintas bases antárticas. El 28Oct65 los "nobles castores" volaron desde Matienzo a Belgrano, con apoyo del Douglas C-47 T-05. Un hecho histórico se concretó el día 03Nov65, al producirse el arribo al Polo Sur de una escuadrilla de la Fuerza Aérea Argentina integrada por dos pequeños aviones DHC-2 Beaver, matrículas P-05 y P-06, y el avión bimotor Douglas C-47, matrícula TA-05; este último continuó su vuelo al lado opuesto del Sector Antártico Argentino, más precisamente hasta la estación McMurdo de los Estados Unidos, situada a orillas del mar de Ross.
Antes de la culminación del año, el 26Nov65 las máquinas colaboraron en la instalación de una planta de combustible, mientras que el 22Dic65, se realizaron con ambas aeronaves traslados de personal desde la Base Belgrano a la Base Sobral.
Durante el verano de 1966 los aviones P-05 y P-06, fueron relevados por el recuperado DHC-2 P-03 y un DHC-3 - P-12 -, Lamentablemente, este avión se accidentó en su primer vuelo. Por tal motivo, el 09Dic66 regresó al la Base Esperanza el P-05, completando la dotación aérea antártica junto al P-03. Es de destacar la importante misión de relevamiento aerofotográfico que fue realizada durante la campaña 1966/67 por parte del P-05.
El 17Dic67 se accidentó el P-03 en la Base Marambio, mientras que el mismo día el P-05 resultó dañado en la Base Esperanza. Para la campaña siguiente se asignó un Otter identiciafo como P-11, - (Ver Papa Once)- al tiempo que se logró recuperar uno de los Beaver: el P-05.
El 11Abr68, se realizó con el pequeño avión monomotor Beaver DHC-2, matrícula P-05 el primer vuelo nocturno sobre el Sector Antártico Argentino, recorriendo 232 kilómetros; volando sobre el mar congelado, hielo, nieve y la barrera de hielo de Larsen. El 09Ago68 nuevamente el P-05 resultó accidentado al intentar despegar desde la Base Esperanza.  Para la campaña siguiente regresaron al continente blanco las aeronaves P-06 y el DHC-3 P-11. Pero la llegadas de los robustos DHC-6 Twin Otter, lejos de opacar la actuación de los monomotores, vinieron a complementar la historia del constructor canadiense en las operaciones antárticas argentinas, que en poco tiempo irían relegando la participación de los Beavers.
El 25Sep69, el avión de Havilland-Canada DHC-2 Beaver, matrícula P-03, procedente de la Base Matienzo, dónde había sido provisto de un sistema de aterrizaje de esquí-rueda, se posó sobre la pista de tierra de Marambio. Por entonces, la pista contaba con una extensión de 300m. Convirtiéndose en el primer avión argentino que aterrizó con ruedas en el sector antártico. En 1969 se planificó la operación para llegar a la isla Marambio por tierra -es decir sobre mar congelado y la barrera de hielo- pero ante la falta de consistencia de la capa helada se optó por realizar la misma por el medio aéreo, utilizando el avión monomotor DHC-2 Beaver matrícula P-03, con el cual se hicieron vuelos de reconocimiento aéreos del mar congelado.
De los Beavers argentinos, una aeronave fue reparada y preservada en el Museo Nacional de Aeronáutica: el P-05. Existe una versión que indica que en realidad se trata de una célula hibrida compuesta por los remanente de las distintas máquinas accidentadas. En principio la aeronave estuvo emplazada sobre el pasto, en el viejo museo situado al costado de la plataforma del Aeroparque Jorge Newbery. Cuando el mismo fue trasladado a Morón, recibió una restauración de gran nivel, y en algunos "open days", la máquina es exhibida en el exterior.  - Nota de la reparación del P-05 - Enlace -



Detalle de las aeronaves
P-01 de Havilland Canada DHC-2 cn. 1437 - Oct60 - dañado en 1961.
P-02 de Havilland Canada DHC-2 cn. 1438 - Oct60. es Ene66 - desprogramado.
P-03 de Havilland Canada DHC-2 cn. 1480 - Accidentado - f/d.
P-04 de Havilland Canada DHC-2 cn. 1494 - Accidentado - f/d.
P-05 de Havilland Canada DHC-2 cn. 1506 - 21Nov62 -Accidentado - Preservado.
P-06 de Havilland Canada DHC-2 cn. 1508 - 21Nov62 - Accidentado.
Fuentes y Agradecimientos:
Aeroespacio - museonacionaldeaeronauticamoron.blogspot.com - www.marambio.aq/