19 abril 2014

El Morane-Saulnier "L" Parasol y el Primer Cruce de Los Andes
por el Tte. Luis Cenobio Candelaria

El día 13Abr18, culminaba el vuelo del entonces Teniente (Ingeniero) Luis Cenobio Candelaria al unir Zápala en Neuquen (Argentina) y Cunco (Chile) logrando de este modo el Primer cruce de la cordillera de Los Andes.
El aparato empleado, un Morane-Saulnier tipo "L" Parasol con motor rotativo de Le Rhône de 9 cilindros, refrigerado por aire y con una potencia de 80 hp., había sido donado a la Escuela de Aviación Militar por el pueblo de Mendoza operando en la misma entre los años 1915 y 1923, de allí que fuera bautizado como "Mendoza" ya que por aquellas épocas aún no se matriculaba a los aviones. Durante el período de investigación para concretar esta lámina, y al ser las fotografías disponibles monocromáticas y de baja resolución, uno de ellos era concretamente el color de su esquema de pintura, por lo que me referí a los esquemas de pintura de las maquetas disponibles. Pero allí la gama de opciones es por demás amplia, por ejemplo la maqueta en el Museo Nacional de Aeronáutica es de color verde, mientras que la existente en el Museo del Aire y el Espacio de Santiago de Chile, donde tienen una sala dedicada al Tte. Candelaria, su pintura es clara, representando la tela con aceite de linaza o algo así.
Se recurrió entonces a la tradición verbal de la gente que sabe los cuales coincidieron que lo más probable fuera el color de la maqueta existente en Chile.
No quiero terminar esto, sin agradecer a las personas que me suministraron libros, fotografías y lo más valioso... sus conocimientos: por ejemplo Don Algerio Nonis y su amigo Don Eduardo Bucchi; los miembros de la Dirección de estudios Históricos Don Eduardo Juan Amores Oliver y el Com. Gabriel T. Pavlovcic, que entre otras cosas me suministraron fotografías en color del timón de dirección de este avión preservado, por lo menos hasta el año 1997 en el Club Gimnasia y Esgrima de Mendoza y del material custodiado en el Museo Aerospacial de Chile. Un párrafo aparte merece el amigo Carlos Abella que a través de su espacio Roll Out da espacio a mís láminas posibilitando su difusión.

Carlos Boisen