15 diciembre 2020

El DC-8 de TRAFE


Hace algunos años, publiqué una pequeña reseña de la aerolínea argentina TRAFE, en el sitio The Latin American Aviation Historical Society. El mismo nunca lo había publicado en Roll Out. Tras la canibalización del DC-8 de la empresa en Oct2011, me pareció oportuno reeditarlo.
Durante Ago71, el gobierno comunicó que la empresa estatal argentina suspendía de su itinerario diversos vuelos a ciudades ubicadas en el interior del país, entre ellas, Concordia y Gualeguaychú. Por tal motivo, la empresa TRAFE SA., solicitó que se le asignaran dichas escalas. La autorización se otorgó durante Ene72, permitiéndole a la empresa, realizar servicios internos no regulares. Para tal fin sumó un bimotor Convair CV-240 (LV-JTI), que llegó merced a un contrato de arrendamiento a la firma Charlotte Aircraft Corporation. Un dato particular es que existen reportes acerca de operaciones en Argentina de esta aeronave desde Dic70. El avión fue subarrendado por un corto período de tiempo a Compañía. Argentina de Aero Taxi Zothner, pero esta empresa no tuvo éxito y solo realizó pocos servicios. El Convair fue restituido al arrendatario, y su registro fue cancelado en el país a lo largo de 1973. El aparato encontró destino en la empresa uruguaya ARCO. 
No obstante, las actividades de la empresa privada no cesaron y según expediente 8.319/71 TRAFE - Trabajos y Fe Transportes Aéreos - Sociedad Anónima Comercial, Industrial, Financiera, Inmobiliaria y Agropecuaria. (TRAFE SACIFI) solicitó autorización para la operación del servicio de transporte internacional no regular, de carga y pasajeros. A fin de desarrollar estas tareas, pretendía utilizar un Douglas DC-6 a incorporar en leasing. La autorización para estos servicios fue aprobada merced a la Resolución 188/71 y el Decreto Nacional Número 1743/73. Este mismo decreto enfatizó que los servicios autorizados no deberían interferir o perjudicar los servicios regulares programados en en el país de las empresas asentadas. No obstante, el permiso otorgado a TRAFE enardeció a los operadores existentes. 
A pesar de la autorización otorgada, estos vuelos nunca se materializaron, por lo que el permiso fue cancelado mediante la Resolución del Gobierno 425/74. El día 19Abr74 TRAFE presentó una nueva solicitud para la iniciar servicios aéreos. Esta vez con aviones Douglas DC-8. Tal pedido debió enfrentarse a la oposición de las aerolíneas AER y TAR, quienes argumentaban que la demanda del mercado no era lo suficientemente grande como para justificar que una nueva compañía solicitara prestar servicios con aviones a reacción.
Finalmente, durante Jun74 se autorizó a TRAFE a utilizar el DC-8 en sus operaciones, mediante decreto gubernamental n ° 1784/74. En principio, la idea era contar con dos 2 DC-8F a partir de Abr74. El punto principal de la concesión autorizaba las operaciones de carga, mientras que el transporte de pasajeros era una actividad complementaria.
A mediados de Nov75, TRAFE SA. suscribió un contrato en Estados Unidos, con United Airlines, para la capacitación de tripulantes y personal técnico de la aerolínea argentina, a realizarse en Denver, Colorado y San Francisco, California. Finamente, solo llegó un avión, en Abr76, y se concretaron muy pocos vuelos con él, entre los que cabe mencionar los vuelos exóticos entre Ghana y La Meca, por medio de una empresa a la que subarrendaron el avión. El propósito de estos vuelos era transportar peregrinos a La Meca.
El DC-8 aterrizó en Ezeiza por última vez el 30Sep77 y se mantuvo en ese lugar desde entonces. Los permisos operativos de la empresa caducaron en 1978. Seguidamente, los ejecutivos de la empresa entraron en una prolongada disputa legal con las autoridades nacionales.

Único DC-8 de Argentina
Desde su último vuelo en 1977, el Douglas DC-8 permaneció en la plataforma de Chivatos, próxima a la entrada principal del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en Ezeiza. Durante algunos años contó con la compañía a otros aviones, como el remanente de la flota de TAR y también con un Grumman Albatross BS-03 de la Fuerza Aérea Argentina.  El presente DC-8 era casi una reliquia histórica, siendo el número 7 salido de la línea de producción. En realidad, nunca perteneció a TRAFE, sino que fue arrendado a una empresa en los Estados Unidos, y por tal motivo no siguió el destino de los aparatos que fueron chatarrearon. En una visita en Jul89, aun se encontraban los tres aviones alineados en la parte trasera de esta plataforma. Desde afuera se apreciaba que los asientos del DC-8 se hallaban muy deteriorados. Sus cuatro motores General Electric JT4A-11 habían perdido las cubiertas amarillas, yacían en el piso, no pudiendo protegerlos del ingreso de hojas y suciedad. Un pequeño grafiti narraba el amor que se depositaban "Julio y Mariana, el 24Mar86". Los flaps totalmente hacia abajo aun expresaban la advertencia en inglés: "No pisar". El paso del tiempo, estaba  marcado por la acumulación de suciedad, hojas y ramas por todo el fuselaje.
Por esos días, la plataforma era abierta, por lo que poco a poco, manos anónimas comenzaron a actuar vandálicamente sobre la máquina. Los cambios eran evidentes de un día para otro, y no tardarían en generar un efecto sobre la estructura. El 06Ago89  se observó que las puertas del avión, estaban completamente abiertas. Durante el proceso de privatización de la empresa estatal en Ene91, un grupo de sindicalistas se manifestó de forma enardecida y un pequeño número de estos intentó prender fuego al avión. La acción fue realizada en protesta de un posible ingreso del señor Jorge Carnicero a la participación de las propuestas de privatización. Carnicero era un antiguo empresario radicado en los Estados Unidos vinculado a la desaparecida empresa Transcontinental.

Hubiera sido difícil,  poco práctico o sencillamente una quimera intentar preservar el DC-8. 
Por lo que hay que contentarse con el único medio de preservación que nos queda: la expresión de nuestros recuerdos. Si bien el avión en el país, tuvo una historia más larga en tierra que en el cielo, no deja de expresarse una superlativa indiferencia a la historia aeronáutica. Este aparato fue el único de su tipo que operó en el país y uno de los primeros en ser ensamblados, casi en los orígenes de la denominada era del Jet.

Para 1996, el ruido de las batallas del Conflicto del Atlántico Sur disminuía en la memoria de la política internacional, circunstancia que facilitó el restablecimiento de los contactos de Argentina con los Estados Unidos. Pero por esos día aún prevalecía el embargo de armas hacia el país. Las razones de esto se encontraban en el veto que impartía el senador de Carolina del Norte, Jesse Helms. Este político, también había sabido desempeñarse como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, con poder de veto sobre artículos como la venta de material militar.
Ante la solicitud de informes sobre el embargo de parte de la Fuerza Aérea Argentina, desde el país del norte se se informó de la existencia de una deuda pendiente que ascendía a US $ 8 millones para con la firma Charlotte Aircraft Corporation, antigua dueña del Douglas DC-8 de la extinta TRAFE. La particularidad que restaba aclarar era que Charlotte Aircraft Corporation, era parte del patrimonio del senador Jesse Helms. El saldo de esta cuenta pendiente, permitió a la Fuerza Aérea Argentina incorporar el lote de aeronaves 36 McDonnell Douglas A-4M Skyhawk que permitió el desarrollo del sistema de armas A-4AR Fightinghawk.

El incremento en el tráfico aéreo comercial de Ezeiza dictaba que la plataforma donde se ubicaba el DC-8, fuera requerida para los pernoctes de aeronaves pertenecientes a United Airlines, American Airlines, y más cercanos en el tiempo Delta Airlines. Los aviones americanos suelen descansar durante el día en Ezeiza, y requieren de todo el espacio que la plataforma de Chivatos pudiera proporcionar. El remanente de la flota de TAR había sido desmantelada y el DC-8, más allá de haber sido saldada la deuda, no hacía más que ocupar lugar. Por tal motivo y de forma poco prolija fue trasladado provisoriamente a un sector adyacente de la plataforma junto a un pequeño bosque. Para tal fin se hizo uso de maquinaria pesada. En tal situación se mantuvo hasta el inicio de la construcción de un nuevo hangar en 2011, que terminó con el desmantelamiento del aparato.

Detalle de la aeronave
* cn. 45253/7 Douglas DC-8-32 FF.25Mar59 - N8068D Douglas -mdf. DC-8-33- N802PA Pan American World Airways 15Feb61, btz "Clipper Cathay". N8027 Delta Air Lines 07Ago69 Flt "837", Desactivado en 1974. Boeing. Charlotte Aircraft Corp. 23Ene74; LV-LTP TRAFE 09Abr76 - Almacenado en Ezeiza.