30 diciembre 2006

Un Samurai en las Pampas


Introdución

Durante 1956, el gobierno japonés se interesó en la producción de una aeronave de corto y medio alcance, que conjugara los requerimientos propios de tareas civiles y militares. Por tal motivo, las seis empresas niponas del sector aeronáutico presentaron los estudios tendientes al desarrollo de la nueva aeronave. Como resultado de los mismos, la NAMC (Nihon Aircraft Manufacturing Co. Ltd) logró desarrollar el modelo YS-11, un monoplano metálico presurizado bitubohélice, que se convirtió en el primer transporte de diseño local de la posguerra. El primero de los dos prototipos voló el 30Ago62 y el primer modelo de producción lo realizó a finales de 1964. La producción cesó en 1972, construyéndose un total de 182 aviones, en sus distintas versiones.
La aeronave obtuvo un cierto grado de éxito, si se tiene en cuenta que la mayor parte de las empresas sudamericanas conformaban sus flotas regionales con aviones usados y propliners que habían sido dados de baja en las aerolíneas del primer mundo ante la irrupción de los aviones a reacción. Fue así como VASP y Cruzeiro de Brasil, y LANSA en Perú, realizaron pedidos por la moderna aeronave, haciendo suponer un futuro promisorio para esta en la región. El 16Feb67, un YS-11 visitó AEP cumpliendo una gira promocional. Posteriormente la aeronave, con colores de la empresa peruana, (actualmente desaparecida), LANSA se dirigió a Chile y luego a Perú.


En Austral y ALA.
ALA y Austral ordenaron tres YS-11 en 1967, para ser operados en conjunto. Para entonces ambas empresas realizaban sus servicios independientemente una de la otra y con esquemas de pintura bien diferenciados. No obstante ello la política que seguían era una sola, tendiente a aunar esfuerzos. Los aviones habían sido seleccionados para servir los destinos donde resultaban demasiado grandes los por entonces modernos BAC One Eleven que habían sido adquiridos. Hasta tanto arribaran los aviones se alquilaron dos aviones, que anteriormente fueron alquilados a su vez a Cruzeiro do Sul y VASP.
Al arribar al país, dos aeronaves le correspondieron a Austral y una se presentó en el esquema de ALA. Las empresas les sacaron provecho a los aviones, que si bien eran algo lentos, tenían un promedio de vuelo entre 1969 y 1970 de 8.12 hs diarias por equipo.
A partir de 1971, cuando ambas compañías se fusionaron, tampoco se mimetizó el color de sus fuselajes, debido al colorido lanzamiento efectuado por la nueva empresa Austral Líneas Aéreas, sobre el metal de su flota. A menudo era comentado el problema que denotaban las estrechas bodegas del avión nipón. Por lo tanto en más de un vuelo los YS-11 fueron secundados por el versátil C-46 LV-FSA que se mantenía en la empresa como transporte de carga.
Para 1979, los YS-11 fueron desprogramados y vendidos a LAPA, una nueva empresa surgida un par de años antes y que por entonces contaba con una modesta flota de Swearingen Metros.

En Aerolíneas Argentinas
A finales de 1967 Aerolíneas Argentinas con el objeto de reforzar los servicios a Mar del Plata y Montevideo, negoció con la constructora NIHON, el alquiler de 2 aeronaves. La firma nipona interesada en colocar sus productos en los cielos sudamericanos, avanzaba impetuosamente entregando aeronaves en Brasil, Perú y Argentina.
El contrato con la citada fábrica japonesa se había realizado en
principio sin la previa autorización de la Dirección Nacional de Aviación Civil, por cuyo motivo el pedido presentado por Aerolíneas para operar estos aviones en principio se mantuvo en suspenso. Otras versiones indicaban que los problemas de la incorporación de las aeronaves se debían a los montos en los cuales se había realizado la operación: una fuente citaba que se abonaría $ 1000 por día, mientras que otras versiones citaban que el alquiler era de $ 50 por hora de vuelo, por lo que la NIHON se alzaba con la suma de $ 16.000 mensuales.
Otro de los problemas suscitados era que al incorporar aeronaves de mayor capacidad y al mismo tiempo al aumentar el número de frecuencias, Aerolíneas perjudicaba a las operaciones de Austral y Pluna en las rutas en las cuales los YS-11 serían operados.
Finalmente el problema se solucionó y ambas máquinas operaron con la carrier argentina principalmente en los destinos a Montevideo y al Noroeste argentino. Aerolíneas desprogramó las aeronaves arrendadas el 01Jul68.

En LAPA
Cuando Austral dejó de operar las rutas que volaba con los YS-11 al interior del país, LAPA compró los aviones y obtuvo las concesiones por resolución 419/79, que fundamentó la decisión en la urgente necesidad de servir a las localidades abandonadas por el anterior transportista.
Los nuevos servicios a algunas localidades comenzaron el 29Set79, con un moderado despliegue publicitario. Diversos actos administrativos ayudaron el accionar de LAPA, permitiendo acceder a distintos destinos con sus nuevos aviones, sin embargo a finales de 1980, la empresa sólo volaba desde AEP a Gral. Pico, Gral. Roca, La Plata, Mar del Plata, Necochea y Pehuajó. Los aviones no estaban acompañados por una demanda acorde y volaban con un coeficiente de ocupación del 21%, muy por debajo d
e cifras rentables.
El YS-11 resultaba demasiado grande en los destinos operados por LAPA, por lo tanto se optó por reemplazarlos por un tipo de aeronave de última generación, de los denominados commuters. La elección recayó sobre el Short 330, y los YS-11 partieron rumbo a EE.UU, donde realizaron operaciones de carga hasta el final de sus días. (Ver ¿Qué fue de los NAMC?).

Esquemas y colores
Los esquemas de pintura empleados por los aviones fueron muy variados, en principio los dos alquilados procedentes de Brasil, poseían el esquema propio de la transportadora brasilera con el agregado de los títulos de Austral.
Una vez arribadas las máquinas propias, los aviones de Austral lucían el tradicional esquema de fines de la década de los '60 con dos chetlines en rojo y negro a lo largo del fuselaje blanco, que separaban la parte ventral de la misma que lucia en metal. ambas líneas se prolongaban sobre el timón donde se hallaba el clásico pingüino sobre el nombre de la empresa. En ambos laterales del avión el titulo de Austral se leía en letras de color negro.
Un esquema similar empleaba ALA, con la diferencia de los títulos, el logotipo de la empresa que en este caso se trataba de un enfrentamiento en espejo de un par de flechas que formaban una letra "A" en forma de rombo, en color celeste sobre el timón.
Cuándo en 1971, nace Austral Líneas Aéreas, las aeronaves fueron repintadas en un nuevo esquema de degrades de colores, juntamente con un nuevo logo y los títulos en la parte delantera inferior del fuselaje.
Aerolíneas Argentinas empleó en los YS-11 el esquema tradicional de su flota, lo que lo hacia mimetizar con los Avro 748, ya que poseían una gruesa línea celeste a lo largo del fuselaje, con títulos en negro. En el timón era surcado con dos franjas celestes, entre las que se situaba el viejo logo del Cóndor que albergaban las dos "A".

Detalle de los NAMC YS-11 operados en Argentina
Operador.................. Registro ...Aeronave ..........cn. ......ex
Austral / ALA .............JA8680...... NAMC YS-11 ....2041 ...PP-CTA
Austral / ALA .............JA8681...... NAMC YS-11 ....2042 ...PP-CTA
ALA/Austral/ LAPA..... LV-JII ........NAMC YS-11 ....2086
Austral/LAPA .............LV-JIJ ........NAMC YS-11 .....2087
Austral/LAPA .............LV-JLJ .......NAMC YS-11 ....2088
Aerolíneas .................JA8686 ......NAMC YS-11 ....2031
Aerolíneas................. JA8684 ......NAMC YS-11 ....2045

Agradecimientos: Dibujo y fotografias proporcionadas por Gonzalo Carballo y José Ochoa