01 marzo 2014

Un DC-10 irrumpió en Bolivia

"La Paz,— Un avión de la compañía italiana Alitalia que transportaba 200 pasajeros desde Río de Janeiro a Roma fue secuestrado por terroristas presuntamente vinculados al grupo que se atribuyó el atentado de la estación de Bolonia, en 1980, que costó la vida a 85 personas". De esa manera, los cables informativos daban cuenta de la suerte del vuelo AZ8901 el día 10Oct82.
Ese día el DC-10, aterrizó en el aeropuerto El Alto de La Paz. En todo momento las autoridades guardaron absoluta reserva sobre el caso. La empresa Alitalia, no operaba regularmente en Bolivia. Las primeras informaciones eran confusas y narraban que el avión de Alitalia fue conducido hasta La Paz por el terrorista Pierre Luigi Pagliai, de 29 años; uno de los principales responsables de un atentado ejecutado en Bolonia el 02Ago80. Se informaba que Pagliai, que usaba también el nombre de Alberto Costa Bruno había sido herido el día anterior en Santa Cruz de la Sierra y estaría parcialmente paralizado.
Al día siguiente, recién se conoció durante una escala en Puerto Rico, que la nave desvió su vuelo regular a fin de extraditar a un terrorista responsable de un atentado en una estación de tren en Bologna y que fuera detenido por la Policía Boliviana, luego de un tiroteo, en inmediaciones de Santa Cruz de a Sierra. El reo quedó gravemente herido. Los Servicios Secretos italianos, habían localizado al Pierre Luigi Pagliai, pero fueron vanos los intentos de extradición, ya que Pagliai colaboraba con funcionarios del gobierno Boliviano. En medio de esta situación se produce la asunción del presidente Hernán Siles Zuazo, quien permitió que la extradición se lleve a cabo.
El avión fue especialmente fletado por el Ministerio del Interior italiano. De tal manera que la nave que cubría la ruta Río - Roma, inesperadamente fue desviada a La Paz. En la capital boliviana embarcaron 10 agentes de la Polizía Italiana, dos médicos bolivianos; y 14 tripulantes. En medio de un vacío de información, diversos medios de prensa pensaron que la aeronave había sido secuestrada.
En algún momento la operación pudo fracasar debida cuenta que las autoridades aeronáuticas bolivianas reclamaron una vieja deuda que Alitalia mantenía con la administración de aeropuertos bolivianos, lo cual demoró la partida de la máquina. La situación fue subsanada merced a la intervención del cónsul americano que aportó 15.000 dólares a fin de liberar la aeronave. La aeronave volvería a recorrer la geografía boliviana años más tarde, cuando Eastern Airlines tomó las rutas de la desaparecida Braniff, y a tal efecto adquirió tres DC-10 que anteriormente habían pertenecido a Alitalia, ente ellos el cn. 47866.


Detalle de la aeronave
* cn. 47866/149 McDonnell Douglas Douglas DC-10-30 - FF. 18Mar74 I-DYNB Alitalia 19Abr74 "Giotto di Bondone", N391EA Eastern Airlines 27Jun85; Walker Leasing Corporation Oct85;  Eastern Airlines lb. Westinghouse Credit Corporation Ene86; Eastern Airlines lb.; Westinghouse Credit Corporation 21Sep90; Continental Airlines li, rr. N13067.; First Security Bank of Utah; Continental Airlines. Almacenado en Los Angeles Abr2001. Trasladado a Mojave; 2001. Desmantelado.