28 diciembre 2018

Supermarine Southampton
y el vuelo de los príncipes.

Durante la visita realizada a Hendon RAF Museum / Londres el 16Sep2018, entre tantos elementos expuestos uno puede toparse con el fuselaje de un hidroavión Supermarine Southampton I un biplano producido por el fabricante británico Supermarine Aviation Works Ltd. El aparato fabricado en 1925, estaba propulsado por dos motores de pistón Napier Lion VA de 373 KW cada uno, que le brindaba una velocidad de 174 km/h, y un radio de acción de 1.496 km. La aeronave presentaba tanto su casco como sus alas enteramente en madera. Un desarrollo posterior:  Southampton Mk II tenía un casco fabricado en duraluminio. La versión original en madera estaba provista de un doble fondo de madera.  Con la introducción del metal se logró un ahorro de peso de 409 kilogramos, permitiendo un aumento en el rango de operación de cercano a los 320 kilometros. El historial del presente ejemplar -N9899- se puede consultar en la página del RAF Museum. Ni bien estuve frente al fuselaje de la nave, de inmediato recordé un viejo recorte de la publicación Flight Magazine que hacia referencia a los Southampton que supo poseer la Aviación Naval Argentina. Vale recordar que en oportunidad de la gira que los príncipes ingleses efectuaron al país en 1931, se utilizó uno de estos aparatos para que se trasladasen desde Buenos Aires hasta Uruguay. Tomar contacto con aquel singular fuselaje de madera, no hacía otra cosa en mi que provocar mi admiración  del ingenio, las técnicas y porque no, la audacia de los hombres del ámbito aeronáutico de aquellos días. También no dejaba de asombrarme que un estado periférico y emergente, en aquel tiempo dispusiera de lo más moderno en materia de aviación por esos días.
La prestigiosa publicación aeronáutica se hizo eco de la visita real en Sudamérica, y al no contar con una imagen del vuelo de los príncipes, apeló a una fotografía tomada en Puerto Belgrano en Ago30, en oportunidad de registrarse algunos vuelos de pruebaLa Aviación Naval Argentina, contó con tanto con ejemplares de la versión original, como así también algunos de la variante en metal.

"La partida de los príncipes"
El 21Mar31, con motivo de ausentarse los príncipes británicos, un nutrida concurrencia se congregó en las instalaciones de la aerolínea Pan American Airways Company en la Darsena F del Puerto de Buenos Aires, desde donde despegaron a las 12.05 horas. Entre las personalidades que se hicieron presentes se hallaban el ministro de Guerra y Marina Doctor Miguel Ángel Cárcano, el director del Diario La Nación Jorge Mitre, el administrador de Aduanas, el encargado de Negocios del Uruguay, el teniente coronel Samuel Casares, y el general Sartori entre otros. El propio Almirante Marcos Zar, director de la Aeronáutica Naval fue quien verificó que los preparativos para el vuelo estuvieran de forma adecuada.
Antes de abordar la nave seleccionada, el teniente de Navío de apellido Portillo saludos a los príncipes protocolarmente. Portillo había estado a cargo de la preparación de todos los detalles previos al vuelo de los ilustres visitantes británicos, recibiendo un afectuosa salutación de parte del heredero de la corona. El príncipe de Gales despegó abordo de la aeronave HB-6 de la Armada Argentina en compañía de su hermano Jorge. La nave, puesta a disposición por el estado argentino se posó sobre aguas cercanas al puerto montevideano a las 13.03 hora local. Medios de la época reseñan que el recibimiento fue de grandes proporciones.
-Imágenes proporcionadas por Carlos Boisen que dan una idea de las proporciones del aparato-


Detalle de la aeronave utilizada para el viaje a Montevideo.
* P-156 Supermarine Southampton Aviación Naval Argentina dd. 1930, reg. HB-6 posiblemente en 1931.