12 enero 2013

La experiencia andina del Martin 2-0-2

"En más de una oportunidad, en el intercambio de elementos, uno recibe algo, -en este caso una fotografía-, pero que siempre conlleva algo más, el interese por lo que al otro le gusta, tenerlo en cuenta, y que sirve de disparador para hacer más grande el espectro y compartir algo entre muchos. Así fue que el amigo Richard Campell, me envió una serie de fotografías antiguas de aviones, entre las que se destacaba una de un Martín 2-0-2, toda una rareza perdida en el tiempo, y me llevó a delinear esta pequeña reseña. 
Gracias Richard!!!"
En Dic46 por medio de la revista Flight Magazine se conocía que la Línea Aérea Nacional de Chile había realizado una orden por cuatro Martin 202, con capacidad para 36 pasajeros. Con ellos se proponían ampliar sus operaciones sorteando los majestuosos Andes. Por ese tiempo la empresa se encontraba limitada a servicios de cabotaje que enlazaban la capital con Arica en el norte y hasta la región de Tierra del Fuego en sus operaciones más septentrionales. L.A.N. había sido organizada en 1932 para hacerse cargo de los servicios aéreos civiles chilenos, siendo propiedad del Gobierno. Por tal motivo para la adquisición de estos aparatos fue necesaria la debida aprobación de del estado. El modelo Martin 202, fue construido y desarrollado por la firma Glenn Martin, y fue uno de los primeros aviones del transporte aéreo moderno. Su prototipo había efectuado su primer vuelo tan sólo en 22Nov46. Por lo tanto puede decirse que la compañía chilena apostaba de lleno a lo último en materia de aerocomercial.
Por entonces Chile carecía de buenos campos aéreos, y parte del problema que afrontarían los M202 era que los destinos eran contados con los dedos de la mano. L.A.N. poseía una flota compuesta por Lockheed Electra, Lockheed Lodestar y Douglas C-47, suficientemente capaces para operar desde pistas poco preparadas. Las cualidades del modelo Martin, exigían terrenos menos agrestes a los que el espectro chileno ofrecía por entonces.
Nótese el line up de B-26 en el fondo de la fotografía.
En Jun47, en Chile se designó a los grupos de trabajo y tripulaciones que tendrían a su cargo el traslado de los aparatos desde los Estados Unidos. Los ejercicios de instrucción se llevaron a cabo en la misma planta de la firma Glenn Martin en Baltimore, Maryland. Antes de la introducción del modelo en servicio comercial, Oct47.
El constructor americano, intentó rápidamente ganarle a la demanda, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, desarrollando un avión diseñado especialmente para el transporte de pasajeros. La cabina de este avión no era presurizada, no obstante era considerado un avión de larga distancia. Estaba provisto por dos motores Pratt Whitney R-2800 CB-16 de 2400hp desarrollando una velocidad cercana a los 500 km/h.
Glenn Martín no pecó de ansioso en apostar de lleno al mercado de 30/40 plazas, el ambiente aeronáutico a pleno daba muestras de optimismo y eran numerosas las apuestas de diversos constructores. A saber los distintos modelos que iba surgiendo salían a recorrer el mundo ofertando sus productos, en algunos casos reformados, como los productos Douglas C-47 y C-54, devenidos civilmente como DC-3 y DC-4, o el Curtiss C-46 denominado civilmente como CW-40 Commuter. La industria del viejo continente no se quedaba atrás y evaluaba en grandes raid productos reformados como el Short Sandringham, o el Bristol 170.
Paralelamente las empresas europeas apostaban a brindar servicios de larga distancias en busca de afianzar nuevos mercado. Así Sudamérica comenzaría a recibir en 1946 a Iberia, KLM, entre otras. Empresas de la región, daban muestras de su ambición por posicionarse, así en Argentina FAMA como las compañías brasileras comenzaban a reorganizarse en materia de vuelos al exterior. De tal manera que no sorprendió de parte de L.A.N. la intención de posicionarse en el mercado aerocomercial.
El 13Nov47, llegó a Santiago el primero de los 2-0-2  en vuelo desde los Estados Unidos. El sitio pilotosretiradoslan.cl, cita que dos días después, esa aeronave realizó una serie de vuelos demostrativos para exhibir sus bondades a las autoridades de Gobierno y de la empresa, iniciándose posteriormente la instrucción del resto de los pilotos que operarían el nuevo material. 
El 04Mar48, arribó el segundo de los Martin, cinco días más tarde, a pedido del fabricante, inició una gira demostrativa por Bolivia, Brasil, Uruguay y Argentina, con tripulación de L.A.N y un piloto de la Glenn Martin.
El Sábado 07Ago48, arribaron a Los Cerrillos los últimos dos Martin, matrículas CC-CLT y CC-CLU
Pero los logros del 2-0-2 tendrían un tropiezo en 1948, tras el accidente de uno de estos aparatos perteneciente a Northwest Airlines  debido a una falla estructural detectada en el diseño del ala, esta se desprendió en medio de una tormenta, provocando la muerte de todos sus ocupantes. Situación que condujo a la modificación de las aeronaves de su tipo en servicio. Esta circunstancia marcó el fin de su producción, llegándose a ensamblar solamente 47 aparatos. Se intentó llevar a cabo una mejora con el prototipo del denominado Martin 3-0-3, que se alzo al vuelo el 20Jun47. No obstante se evidenciaba la necesidad de rediseñar algo más que la estructura del ala, por lo tanto se decidió desarrollar un nuevo avión que sería denominado Martin 4-0-4. Esta vez presurizado. Además Convair con sus modelos a partir de la variante 240 significaban una dura competencia.
-La presente fotografía fue tomada por Peter Keating en Los Cerrillos 05Nov60-
La empresa chilena realizó las modificaciones indicadas, siendo llevados de regreso a la Glenn Martin para reforzarles las vigas de las alas, pero más allá de los problemas L.A.N. unía con estos aviones los lugares más distantes de tu longilíneo territorio, y además los introdujo en los vuelos a Buenos Aires. Ruta por la cual sus pilotos eran merecedores de todos los elogios. Paralelamente se esperaba iniciar vuelos a Perú y Bolivia y extender servicios a Montevideo. 
En 1949, L.A.N sumaría a su flota aeronaves de Havilland DH-104 Dove, que complementarían los servicios de la empresa a destinos de menores demanda, o donde las dimensiones del terreno no eran tan propicias para los bimotores americanos, que seguían siendo el plato fuerte de la compañía. Así, el 13Mar54, fue remitido un Martin 2-0-2, a Bolivia, a fin de evaluar el comienzo operaciones regulares.
El reinado de los 2-0-2 culminó en 1958 con el arribo de cuatro Douglas DC-6B. En poco tiempo, a fin de reemplazar los Glenn Martin 202, en Sep60, se adquirieron tres aviones Convair 340 de segunda mano. Los aparatos de Maryland quedaron estacionados sobre la loza del aeropuerto santiaguino, al menos hasta 1960, finalmente desaparecieron víctimas de los reducidores de metales.

Obsérvese la rampa posterior de acceso - Antofagasta Abr53
Detalle de las aeronaves
* cn.9125 Glenn Martin 202FL - CC-CLR-0299 Línea Aérea Nacional de Chile dlv. 13Nov47, rr. CC-CLMA-261 1954, CC-CCK. str. 1958.
* cn.9126 Glenn Martin 202FL - CC-CLS Línea Aérea Nacional de Chile  dlv. 04Mar48, rr. CC-CLMB-262 1954. CC-CCL str. 1958.
* cn.9127 Glenn Martin 202FL - CC-CLT-0299 Línea Aérea Nacional de Chile  dlv. 07Ago48, rr. CC-CLMC-263 1954. CC-CCM str. 1958.
* cn.9129 Glenn Martin 202FL - CC-CLU Línea Aérea Nacional de Chile  dlv. 07Ago48, rr. CC-CLMD-264 1954. CC-CCN str. 1958.

Detalles y agradecimientos: pilotosretiradoslan.cl, Richard Campbell.