08 agosto 2012

Por fortuna no fue peor

El aeropuerto Ministro Pistarini, desde su inauguración ha sufrido los embates de la niebla y hasta hoy en día son numerosas las operaciones que se ven afectadas por el fenómeno meteorológico. Afortunadamente en el tiempo esta circunstancia, no se ha hecho acreedora de numerosos incidentes. No obstante hace 34 años un accidente de grandes dimensiones no llegó a cobrarse víctimas afortunadamente.
El vuelo de Lan Chile LA141 se inició en Nueva York, realizando escalas en Miami, Panamá, Lima y Santiago. El itinerario culminaba en el aeropuerto internacional de Ezeiza. La máquina, un Boeing 707, se aprestaba a realizar el descenso sobre la pista 11, durante la noche del 03Ago78 sumido en una espesa niebla. En su derrotero embistió la copa de un conjunto de árboles a sólo 2500 metros de la cabecera de pista. La aeronave tocó violentamente el terreno y se deslizó a lo largo de 200 metros, perdiendo en su carrera los motores y las alas. El plano izquierdo, tomó fuego al destruirse el tanque de combustible, e instantes después las llamas ganaron todo el fuselaje. En el interior del aparato viajaban 55 pasajeros y ocho miembros de la tripulación. Todos ellos lograron evacuar la máquina antes que el fuego destruyera el avión, aun así 14 personas debieron ser hospitalizadas, cuatro de ellas miembros de la tripulación, en especial, el piloto de la máquina, Federico Wunchs. Un pasajero de origen chileno, Piri Manon González, logró huir por un hueco que se produjo en el fuselaje, junto a su hijo de cuatro años. Las entonces autoridades de la empresa descartaban problemas técnicos del aparato, ya que se trataba de una aeronave con sólo quince años de antigüedad y 47740 horas de vuelo, y prestaba servicio con la empresa desde hacía solamente un año. Por fortuna no fue peor...

Detalle de la aeronave 
cn.18584/342 Boeing 707-351B - FF. 15May63 - N351US Northwest Airlines 05Jun63 Flt.351; VR-HGH Cathay Pacific 01Jul71; CC-CCX Lan Chile 21Oct77 Fln "705".