14 diciembre 2011

El fracaso del Avión Negro

Cuando demoraron a Perón en Brasil. 
Tal cual como se citara en la reseña Operativo retorno, desde la caída de Juan Domingo Perón en 1955 y a lo largo de los primeros años de su exilio se había creado en el imaginario popular la idea que una aeronave denominada "El avión negro", aterrizaría con la complicidad de la noche restituyendo la al viejo líder en el poder. El endeble gobierno del Dr. Arturo Illía poseía en su corto caminar numerosos y reiterados planteos castrenses, por ende la cercanía física de Perón no suponía otra cosa que más complicaciones para la marcha del gobierno radical. El 02Dic64, Juan Domingo Perón, en claro desafío a situación argentina, abordó un Douglas DC-8 de Iberia  de 132 plazas con la intención de pisar su terruño. La aeronave despegó a las 1.45 hora española, cumpliendo el vuelo IB991, y en su camino a Buenos Aires, contemplaba escalas en Río de Janeiro y Montevideo. El servicio de Iberia debía culminar en Santiago de Chile. En los días previos se evaluaba que el posible destino del "viejo general" sería Asunción del Paraguay, donde mantenía una buena relación con el dictador Alferdo Stroessner.
Pero cuando el DC-8 de Iberia realizaba su escala en Río de Janeiro, y en momentos en que la máquina comenzaba a ser reaprovisionada, autoridades brasileras comunicaron a Perón y su comitiva que debería regresar nuevamente a España. La aeronave fue retenida por más de dos horas, hasta que  finalmente Perón fue autorizado a descender siendo conducido en un automóvil militar hacia el interior de un edificio. En todo momento se manifestó que las autoridades brasileñas objetaron que Peron siguiera el viaje. Mientras que la Cancillería Argentina no realizaba declaraciones, como así tampoco el Poder Ejecutivo. El motivo de la retención, según voceros del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil fueron que temían que la presencia del personaje produjera algún tipo de agitación social en Argentina.
El día 03Dic64, a las 23.30 horas Perón partió desde Río de Janeiro con destino a España. Una vez más abordo de un avión de Iberia. Jugados contra el tiempo, funcionarios brasileros habían reservado 12 plazas de un avión de Air France que partía con destino a Paris. Por si fuera necesario. Paralelamente en Buenos Aires la CGT anunciaba un paro general, no tardaron en estallar diversos incidentes en la zona de Barracas, Avellaneda y en la puerta del diario La Nación.
Finalmente Perón arribó al Aeropuerto San Pablo de Sevilla procedente de Río de Janeiro, en el avión de Iberia. Si bien el destino de la nave era el aeropuerto de Barajas, la escala especial fue realizada sencillamente para dejar al protagonista de estas líneas. Sin embargo la empresa española declaró que la escala se debió a motivos técnicos. Antes del arribo de Perón a tierras andaluzas, ya tenía reservada la suite real en el Hotel Alfonso XII, y los únicos que descendieron en esa ciudad fueron casualmente el caudillo y sus acompañantes. Desde la loza del aeropuerto subieron directamente a un automóvil perteneciente al cuerpo diplomático argentino que los condujo fuera de las aerostación. El regreso del ex presidente se produjo tan sólo 36 horas después de su partida de suelo español. Días después se conoció la noticia que el desvío del avión a Sevilla se debió por una orden directa del gobierno español, ya que la situación de Perón en España no era del todo regular. Por esos días se produjo la modificación de su visa de turista por la de refugiado político. Las crónicas posteriores narraban que hasta el propio Perón deseaba que su viaje se viera frustrado a fin de lograr un rédito político en la sociedad. El 12Dic España le ofreció asilo al caudillo, a cambio de que cesara su actividad política. La historia posterior es lastimosamente conocida.
La aeronave utilizada a modo de "avión negro" fue el Douglas DC-8-50, identificado EC-ARA. Este aparato había sido adquirido por Iberia en May61 directamente al fabricante de Long Beach, siendo el primer DC-8 operado en España. La máquina había sido bautizada “Velázquez”, y años después se accidentó mientras operaba con la desaparecida empresa Aviaco, quedando sumergida en una de las zonas más profundas (200 metros) de la bahía de Las Palmas, por lo que la recuperación de la caja negra hasta el presente resultó imposible.

Detalle de la aeronave
* cn. 45617/136 Douglas DC-8-52 EC-ARA Iberia btz. "Velazquez" 22May61; Aviaco  -   Jun72 li; 06Jul72 w/o. Estrellado contra el mar en aproximación a Las Palmas en vuelo posicional.