29 junio 2018

Recuerdos de АЗРОФЛОТ en Ezeiza

En los años 70s suponer encontrarse con aeronaves de la empresa Aeroflot en algún aeropuerto argentino, era poco factible. Las únicas posibilidades podrían llegar a ser la presencia de alguna misión diplomática, -que a los ojos de occidente no era bien observado-, o algún tour de ventas de equipos de origen soviético, como ocurrió con la visita del Yakolev 40 durante Mar72. Pero de ninguna manera podría llegar a avizorarse en lo inmediato de aquellos tempos un vuelo regular de la empresa Aeroflot. En la región hubo algunas temporarias excepciones como Perú, cuando se había implementado la ruta Moscú - Shannon - Gander - La Habana y Lima, con equipo Ilyushin IL-62. Por breve tiempo se extendió a Santiago de Chile hasta Sep73. Aunque no existen demasiadas evidencias de la implementación de este enlace. Algunas tablas de horarios de Aeroflot de principios de 1975, detallaban que el vuelo SU335 contemplaba el itinerario Moscú - Frankfurt - Rabat - La Habana  Lima. En el tiempo; -1984- el aeropuerto peruano recibió dos frecuencias semanales, por distintas escalas. La primera Moscú - Frankfurt - Shannon - La Habana - Lima; y la segunda Moscú - Luxemburgo - Shannon - La Habana - Kingston- Lima. Ambos con  IL-62.  Salta a la vista la gran cantidad de escalas que requerían las rutas desarrolladas por la empresa de la Unión Soviética, la razón radicaba en que la tecnología de los motores se hallaban en desventaja respecto a los modelos de occidente.
Reiniciado el modelo democrático en Argentina en 1983, dos años más tarde la empresa Aeroflot inició un servicio semanal a Buenos Aires cuya ruta se desarrollaba desde Moscú con escalas en Budapest y Dakar empleando aeronaves Ilyushin IL-62 -vuelo SU351/352-. Desde 1987 Aeroflot había introducido en el itinerario los Ilyushin IL-86 de fuselaje ancho -generosos con el espacio de cabina, aunque a principio de los años 90, los IL-62 eran utilizados esporádicamente. Bien vale destacar que se vivían los últimos coletazos de la denominada Guerra Fría. En si la ruta no acaparó demasiada atención y fue levantada por un tiempo. Pero quienes optataron por esta opción, gozaron de la forma más económica de viajar a Europa.
El vuelo SU351 en el año 1990 partía de - Moscú. Para arribar a Ezeiza efectuaba escalas en Argelia - Isla de Sal y Salvador. El trayecto completo demandaba 24 horas!.
A partir de 1995, un aviso publicitario narraba "A Moscú en 18 horas" con aeronaves Ilyushin IL-96. Actualmente solamente Cubana de Aviación mantiene este tipo de aeronave en sus servicios a Buenos Aires. Aun en 1996 Aeroflot operaba en Ezeiza los días lunes, con el servicio SU352 Ezeiza -Salvador - Isla de Sal - Túnez y Moscú. Los días martes el vuelo SU356 partía de Santiago de Chile con destino a Ezeiza - Miami - Shannon - Estocolmo y Moscu. Mientras que los días domingo el vuelo SU358, también partía de la capital chilena con escalas en Ezeiza - Lima - Miami - Shannon - Estocolmo y Moscú.  Testimonios de algunos viajeros de Aeroflot, han sabido compartir que en más de una oportunidad surgían escalas imprevistas, no por cuestiones técnicas, sino por la necesidad de repatriar tripulaciones de los barcos pesqueros soviéticos o bien trabajadores petroleros. También existen risueños relatos acerca del catering de a bordo, que en alguna ocasión incluyó sopa!
Hacia el final de las operaciones de Aeroflot en Ezeiza, el itinerario contemplaba una sola escala en Isla de Sal. Tal situación era posible por las mejoras introducidas en el IL-96. El vuelo SU4351 resultaba el vuelo más largo con este tipos de aeronave, y fue operado hasta Oct2009. El tiempo de vuelo era de 19 horas y 15 minutos en dirección sur y de 18 horas y 35 minutos en dirección norte. 

En mi calidad de spotter, años atrás no poseía la exorbitante cantidad de información de la que hoy podemos acceder. Saber si llegaba determinada aeronave o aerolínea requería del conocimiento de alguien relacionado con el ambiente aeronáutico, tanto como una buena dosis de suerte. Más allá de las noticias vertidas en los medios de comunicación, no faltaba la consulta de la clásica tabla de arribos y partidas publicada en la última página de los principales diarios del país, que era revisada minuciosamente. Aun así no siempre reflejaba la realidad, quedando en más de una vez desactualizada. En particular con el caso Aeroflot la primera vez que me topé con uno de sus aviones en Ezeiza, fue merced al llamado de un spotter que decía contar con la "precisa". Y fue así. Me encaminé rumbo al aeropuerto en mi diminuta Honda Dax, provisto de libreta y binoculares. Bordeando los limites del aeropuerto, desde la zona de hangares hasta el clásico perímetro de rejas bajas amarillas que por entonces había en Ezeiza no logré divisarlo. Luego de varios circuitos, terminaba la tarde, y una última recorrida por la parte de cargas, donde solía operar Transportes Aéreos Rioplatenses, pude presenciar a través de un alambrado el aterrizaje. El aparato, -IL-86- ofrecía un ruido por supuesto nada tradicional. El vuelo había llegado con atraso, el carreteo de la nave hacía que yo cogoteara por entre los mínimos limites que el alambrado me permitía. Así uno se retiraba contento de la aeroestación. ¡Con que poca cosa uno se alegraba entonces!


Otras que ya no llegan a Ezeiza.
* Eastern Airlines.
* Transbrasil.
* Sabena.
* British Caledonian.